Hinchas de banfield atacando un auto

A veces, cuando se trata de fútbol, parece que cualquier hecho de violencia está avalado solo por ser parte del folklore del deporte. Nada más erróneo. El sábado por la tarde se vivió un hecho lamentable después del clásico del Sur, cuando un grupo de hinchas de Banfield interceptó un auto de una familia de Lanús que volvía de la cancha y lo destrozó en plena calle.

El gol de Julián Carranza le dio la victoria al equipo de Julio César Falcioni, que viene peleando por mantener la categoría, ante el Granate, nada menos que uno de los punteros que tenía la Superliga y en su estadio. Fue así que convocados por las distintas agrupaciones, el público del Taladro se reunió en la intersección de las calles Maipú y Alsina (mítico lugar de encuentro de los fanáticos verdiblancos) para recibir a los jugadores y celebrar el triunfo.

Sin embargo, cerca de las 18 horas, antes de que llegara el micro con el plantel, un grupo de personas con los colores de Banfield identificaron a una familia de Lanús dentro de su auto y decidieron atacarlos. No solo le rompieron todo el vehículo, sino que le dieron una paliza al hombre que manejaba y le robaron las camisetas a las hijas del matrimonio para luego quemarlas.

Me rompieron todo el auto cuando volvíamos tranquilos de la cancha, sin hacer quilombo, en familia y con mis hijas adentro. Nos robaron las camisetas de Lanús y a mi marido le rompieron la cara. Me rompí el orto para poder tener mi primer auto para que vengan diez gorilas y me lo hagan pelota. Los felicito por el triunfo pero... Ubíquense”, fue el descargo hecho por la madre de la familia en las redes sociales.

El hecho fue rápidamente viralizado y repudiado por todos los usuarios que se solidarizaron con la familia granate, incluyendo varias personas del Taladro que condenaron el acto de sus pares.

Banfield cortó con una serie de cinco clásicos sin poder ganar, además de acabarle un invicto de 10 encuentros al rival de toda la vida, que ahora rezará porque los otros equipos que figuran arriba en la tabla no ganen. Además, los verdiblancos estiraron a 9 la diferencia de victorias en el historial (34 contra 25).

Seguí leyendo: