"Hemos decidido de común acuerdo ponerle fin", anunció Sebastián Beccacece (Fotobaires)

La derrota ante Lanús por Copa Argentina fue la gota que colmó el vaso de Independiente: Sebastián Beccacece dejó de ser el entrenador del equipo a raíz de los diferentes malos resultados que acumuló en las diversas competencias.

Hemos decidido de común acuerdo ponerle fin a esta conducción. No alcanzamos los objetivos planteados. Agradecer la oportunidad, el lugar, el espacio”, declaró en una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el predio de Villa Domínico.

El primer gran golpe que recibió el conductor del equipo de Avellaneda fue en agosto cuando quedó eliminado en los cuartos de final de la Copa Sudamericana frente a Independiente del Valle. Luego, una acumulación de actuaciones irregulares lo dejaron a ocho unidades de la cima de la Superliga –con un partido menos– y la Copa Argentina se convirtió en la última chance. En una mala presentación, el Rojo se despidió en cuartos de final.

Fernando Berón estará a cargo del primer equipo de manera interina hasta fin de año en los seis partidos que tiene por delante en la Superliga y luego la dirigencia definirá al sucesor oficial de Beccacece para el 2020. Lucas Pusineri –actualmente en el Deportivo de Cali de Colombia– y Daniel Garnero –técnico de Olimpia de Paraguay– son algunos de los apellidos que ya empezaron a sonar.

Fue consensuada la decisión. Aplicamos un poco el sentido común. La sensación de no poder alcanzar a través de los resultados estar donde creemos que deberíamos estar. Los chicos nos pidieron por favor que sigamos en esto, pero hay una realidad. El tiempo te permite seguir construyendo, evolucionando. El equipo cuando pudo acercarse a lo que pretendo me parece que gustó, pero no lo hizo de manera continua y en eso me tengo que hacer cargo. Estos espacios te exigen que sostengas en el tiempo esa regularidad”, agregó el ex técnico del Rojo, que estuvo a cargo de 16 partidos con 8 triunfos, 7 derrotas y 1 empate.

En Avellaneda todavía sigue firme la idea de formar una secretaría técnica que decida las situaciones futbolísticas de la entidad y que sea integrada por Ricardo Bochini, Daniel Montenegro y el mencionado Berón.

Obviamente estoy dolido porque uno siempre quiere alcanzar lo que imagina. Pero siento que hemos construido de alguna manera unas formas de convivir. Ojalá que alguien pueda recoger lo que está sembrado y eso es tiempo. Será parte de lo que venga. Lo más importante es el valor humano que gestionamos con este grupo. Cuando uno da todo y se vacía, el reproche interno no existe. Sí podemos evaluar porqué no alcanzamos una regularidad”, sentenció. “No nos aferramos a temas materiales. Consideramos que era sensato aceptar de nuestra parte por más que uno haga todo lo posible las cosas no se dieron. Sabemos de las urgencias y las exigencias. Liberar cierta tensión puede ser favorable”, afirmó.

Cualquier cosa de lo que diga puede sonar a excusa, prefiero aceptar que las cosas se dieron así. Lo transito con naturalidad y mucha entereza. Creo mucho en estos 19 años que llevo de profesión y en lo que voy a construir en el próximo lugar que me toque ir. Me duele no haber podido responder a las expectativas”, reconoció.

Jamás me aferré a lo económico y cuando voy a un lugar siempre prioricé lo vinculado a lo estrictamente futbolístico. No se consiguieron los resultados y entiendo lo que demandan estos espacios. Con Marcelo (Gómez) por lo que hablé con los dirigentes va a seguir en el cargo de entrenador de reserva", explicó sobre el actual líder del equipo alternativo que llegó de su mano a la institución.

Seguí leyendo: