La furia de Daniel Mollo con el gol anulado a Salvio


Las repercusiones por la clasificación de River a la final de la Copa Libertadores continúan. Más allá de la victoria por la mínima de Boca como local, el equipo de Marcelo Gallardo aprovechó el triunfo que logró en la ida para sacar pasaje rumbo a la final en Chile.

El gol del Xeneize llegó recién cuando faltaban 10 minutos para el final del juego, pero antes hubo una jugada muy clara en favor del local en la primera parte del encuentro. Iban 21 minutos de la etapa inicial cuando, después de un centro desde el costado derecho de Alexis Mac Allister, la pelota rebotó entre Almendra y Mas, y luego le quedó limpia a Eduardo Salvio, que definió de zurda al fondo del arco de Armani.

Pocos segundos después del tanto boquense, el árbitro Wilton Sampaio anuló la acción por una mano del lateral izquierdo del club de la Ribera, lo que generó el reclamo de Gustavo Alfaro y todo el banco xeneize. Y también la furia de Daniel Mollo, el relato que sigue la campaña del club de la Ribera a través de su programa, Boca de Selección.

“El turro no lo cobró. El turro de Sampaio no lo cobró. Era gol de Boca y lo anuló. Cobró mano. Le anuló el gol a Salvio. Dejate de romper las pelotas...”, dijo Mollo en los comentarios posteriores a la jugada.

“Es imposible jugar así. Boca tiene que pedir VAR. Alguien tiene que pedir VAR, no lo piden”, agregó el relator, claramente enojado por la decisión que tomó el juez brasileño.

La jugada que generó la furia de Daniel Mollo: la pelota rebotó en la mano de Mas antes de que Salvio convirtiera el gol de Boca que luego fue anulado por el árbitro (AFP)
La jugada que generó la furia de Daniel Mollo: la pelota rebotó en la mano de Mas antes de que Salvio convirtiera el gol de Boca que luego fue anulado por el árbitro (AFP)

Más allá de que la situación de juego generó polémica entre los futbolistas del local, el reglamento establece que no se puede conceder un gol donde la habilitación previa sea de una mano o brazo.

En la transmisión, además de Mollo, los comentarios comenzaron a quejarse por la decisión tomada por Sampaio y reclamaron la actuación del videoarbitraje, que estuvo a cargo de dos jueces argentinos. “Le pegó en la cara. Para que estás Vigliano, para que estás Rapallini”, dijeron a los gritos.

Con el antecedente de lo ocurrido el pasado 1 de octubre en el estadio Monumental, cuando a los tres minutos de juego de la primera semifinal, el árbitro Raphael Claus sancionó un penal a instancia del VAR por una falta de Mas sobre el colombiano Santos Borré, el relato xeneize explotó de ira y se descargó contra todos.

"Es imposible jugar así. No hay intención con la mano. No hay intención de nada. Si está decretado, que lo tomen y listo”, cerró en su comentario antes de seguir con el relato del juego.

Gustavo Alfaro y todo el banco xeneize reclamó por el gol anulado a Salvio (Reuters)
Gustavo Alfaro y todo el banco xeneize reclamó por el gol anulado a Salvio (Reuters)


SEGUÍ LEYENDO: