El caño de Messi contra Valencia, desde la tribuna