Gales, uno de los candidatos al título, comenzó con confianza el Mundial de Japón 2019 al vencer con autoridad a Georgia 43 a 14, sumando además punto bonus en Toyota.

Sacudido por la salida del entrenador adjunto Rob Howley, debido a una investigación de apuestas ilegales, Gales completó una primera parte casi perfecta (llegaron al descanso 29 a 0), logrando seis tries en total, mientras que Georgia solo consiguió dos.

Olvidada la crisis alrededor del integrante del cuerpo técnico, icono del rugby del país británico, los galeses cumplieron su objetivo, sobre todo en un primer periodo en el que impusieron su juego de movimiento ante un rival que pecó de inocente, especialmente en sus líneas traseras.

(Reuters)
(Reuters)

Considerado por algunos observadores como un equipo con potencial para ingresar en el Torneo de Seis Naciones, el combinado georgiano estuvo irreconocible en los primeros 40 minutos, multiplicando las faltas y encadenando una espectacular marcha atrás en el primer scrum, una especialidad de la casa.

El XV del Puerro logró además el punto bonus incluso antes del entretiempo (29 a 0), con cuatro tries. Tras esta exhibición, el equipo británico tuvo problemas para mantener la misma implicación en la segunda mitad, en el que Georgia recuperó parte de su rabia legendaria en los vestuarios.

(Reuters)
(Reuters)

"Hicimos un buen primer periodo, con algunos tries bonitos, estábamos muy contentos al descanso. Después nos desordenamos, pero estamos satisfechos por la diferencia y el punto bonus", señaló el seleccionador galés Warren Gatland.

Autor del Grand Slam en el Seis Naciones 2019, Gales ha dicho presente en Japón 2019. Australia será su próximo adversario, en una batalla por la primera plaza del Grupo D.

(Reuters)
(Reuters)

Seguí leyendo