Mientras Paolo Guerrero agota los últimos recursos ante la FIFA para estar presente en el Mundial de Rusia y hasta los capitanes de las selecciones rivales imploran por su participación, una figura de renombre hizo un descargo contemplando su situación a través de las redes sociales.

Diego Maradona publicó un controversial recado en su cuenta oficial de Facebook: apoya al delantero peruano, pero al mismo tiempo compara su presente con la situación que le tocó afrontar durante la Copa del Mundo en Estados Unidos 1994, en la que fue suspendido por doping.

"Yo tuve una enfermedad, y nadie se apiadó de mí, al contrario. (…) esto se tiene que terminar", exigió el emblemático ex futbolista argentino. Y prosiguió: "… deberían ayudarlo a curarse. Porque esto es una enfermedad. No es cuestión de ponerle una crema".

Dentro del texto, Maradona recordó a Julio Humberto Grondona y Joseph Blatter, autoridades de la FIFA en aquel entonces, como "dos ladrones" y se dirigió hacia Gianni Infantino, el actual mandatario del ente internacional, con el que mantiene una estrecha relación: "Hoy tenemos un presidente que va a saber interpretar mis palabras".

Para finalizar, el Diez promovió el hashtag #YoCreoEnPaolo.

SEGUÍ LEYENDO