Sergio Batista tuvo un mano a mano con Infobae
Sergio Batista tuvo un mano a mano con Infobae

Cada conversación con Sergio Batista representa un diálogo con un pedazo de historia del fútbol argentino. Su traje a medida, el peinado engominado hacia atrás y la barba recortada de pocos días, ajena a la que tuvo en su época de jugador, forman parte del personaje que supo conquistar el mundo en México ´86.

Protagonista del último título mundial hace 32 años, el Checho es consciente de la hazaña que logró con el equipo de Bilardo. "Lamentablemente nuestra figura se acrecienta cada vez más porque no se pudo volver a ganar una Copa del Mundo. Ojalá que otros muchachos puedan conseguirlo y que se nos dé este año", dice con la tranquilidad que lo caracteriza.

Su elegancia acompaña cada palabra que desliza. Antes de vociferar una frase, la piensa con un análisis exagerado. Por lo tanto, cuando se le consulta sobre la lista de los 23 que se oficializará el lunes, el ex volante apela al cassette: "Es muy difícil decir quiénes deberían ir. Como entrenador no me gusta hacer esas cosas, porque no me gusta que opinen otros colegas cuando estoy yo al frente de un equipo. Posiblemente Samapoli elegirá a los mejores y tendrá todo mi apoyo. Si a él le va muy bien, significa que le va bien al fútbol argentino".

Batista fue uno de los protagonistas de la gira que hizo la Copa del Mundo antes de llegar a Rusia
Batista fue uno de los protagonistas de la gira que hizo la Copa del Mundo antes de llegar a Rusia

Sin embargo, el doloroso antecedente que dejó la última gira de la Selección por Europa le permite tener una mirada crítica sobre el presente del combinado nacional. "La derrota con España fue un golpe duro para algunos chicos, aunque no creo que por ese partido haya jugadores que se queden afuera de la lista. Sampaoli tenía la base con mucha antelación", asegura.

Los casos de Fabricio Bustos, Lautaro Martínez, Pablo Pérez y Maximiliano Meza pueden ser los más resonantes, dado que algunos ingresaron al campo cuando el encuentro estaba con una clara diferencia para el conjunto ibérico. "A uno no le gusta que pasen esas cosas. No creo que esos jugadores se hayan sentido cómodos en esa situación. Si bien uno siempre tiene que estar a disposición de la Selección, y si el técnico te dice que tenés que entrar no lo podés dudar; seguramente en ese caso no habrán entrado de la mejor forma desde el aspecto anímico y mental. Fue una lástima que no hayan tenido otra chance, porque son jugadores que pueden tener proyección hacia el futuro", argumenta.

Tal vez la ausencia del goleador de Racing sea la que más polémica genera en el ambiente del fútbol. "Probablemente Sampaoli piense que Lautaro Martínez no esté para este Mundial. Imagino que su idea es formarlo para Qatar, que es lo que le falta a la Selección: formar jugadores para que puedan ir a los mundiales", piensa Batista.

El Checho Batista fue el técnico que logró el oro en los Juegos Olímpicos de 2008 (Getty Images)
El Checho Batista fue el técnico que logró el oro en los Juegos Olímpicos de 2008 (Getty Images)

El oro olímpico en Beijing le dio la posibilidad de asumir en la mayor. Fue parte de esa catarata de técnicos que pasaron por la AFA sin conseguir resultados. Sucesor de Maradona después del Mundial de Sudáfrica, el Checho se hizo cargo de la Selección para la Copa América que se desarrolló en el país en 2011. La eliminación en cuartos de final frente a Uruguay y una pobre producción futbolística fueron los elementos que marcaron su salida. "El fútbol siempre es injusto. No sólo a mí me paso. En los últimos 10 años pasaron 8 técnicos y si la pelota no entra se cree que uno no sirve y se tiene que ir", confiesa.

"A mí me hubiera gustado terminar el proceso con la participación del Mundial, pero si le pasó a Diego que estuvo un año y se tuvo que ir después del 2010, o al Tata Martino que se tuvo que ir después de perder una final, uno no puede analizar si es justo o injusto. Hay que cambiar la manera de pensar, formar proyectos serios con los técnicos que elija la AFA y tener paciencia, porque si no siempre vamos a ir por el mal camino que estamos acostumbrados", agrega en un crudo análisis.

Justamente, la continuidad de Jorge Sampaoli parece una garantía más allá de lo que suceda en Rusia. Cuando selló su vínculo en el predio de Ezeiza, el DT de Casilda exigió una continuidad hasta la Copa del Mundo de Qatar. "Si piensan respetar el contrato, está perfecto que haya firmado hasta 2022. Ojalá que pueda seguir trabajando con las juveniles, que es lo más importante, porque es lo que necesitamos", asegura Batista con el aporte de una comparativa de las últimas selecciones que escalaron a la cima del mundo: "Si miramos al resto de los países como Alemania o España entenderemos los proyectos a largo plazo. El último amistoso se perdió ante un equipo que viene jugando siempre con el mismo estilo".

Sergio Batista dirigió a la Selección en la Copa América de 2011, donde se perdió ante Uruguay en cuartos de final
Sergio Batista dirigió a la Selección en la Copa América de 2011, donde se perdió ante Uruguay en cuartos de final

La insistencia del Checho se presenta como la oportunidad que le arrebataron después de los penales frente a la Celeste. "Me parece bárbaro que Sampaoli tenga contrato hasta el Mundial de Qatar. Lo tienen que dejar trabajar tranquilo, con una meta que refleje su progreso. No como sucede hasta ahora, que se pierde un campeonato Sub 15 y piden tu cabeza", confiesa con determinación y sigue con su planteo: "Entiendo que somos un país muy impaciente, pero no podemos depender de si la pelotita entra o no. Hay que imitar a los que hicieron grandes cosas y lograron ser campeones del mundo, pero nos seguimos chocando contra la pared".

A menos de un mes del inicio del torneo en Rusia, Batista plantea un apoyo incondicional a los 23 elegidos por Jorge Sampaoli. Sobre todo a los que ocuparán el puesto que él dominó a lo largo de su carrera. "Cuando se habla de recambio hay que plantearse a quién poner por los que uno quiere sacar. Hay jugadores de mucha clase como Lucas Biglia y Mascherano, que tienen mucha experiencia y pueden aportar mucho a la Selección. Si bien Javier no está pasando por un buen momento y el fútbol chino le quitó ritmo, es un líder positivo dentro del campo", concluye con la esperanza de observar la tercera estrella bordada encima del escudo de la AFA. Un deseo nacional que comenzará a forjarse a partir del próximo 16 de julio, cuando la Albiceleste debute ante Islandia.

Seguí leyendo