Tite habló después del triunfo de la selección brasileña ante Argentina, por las semifinales de la Copa América (REUTERS/Henry Romero)
Tite habló después del triunfo de la selección brasileña ante Argentina, por las semifinales de la Copa América (REUTERS/Henry Romero)

Brasil está en la final de la Copa América después de vencer 2-0 a la selección argentina, en un partido que estuvo envuelto por la no utilización del VAR en dos acciones en favor del equipo de Lionel Scaloni, que podrían haber cambiado el destino de la semifinal.

A pesar de la polémica, el seleccionado que dirige Tite cumplió con su primer objetivo y jugará el próximo domingo la definición del torneo en el estadio Maracaná. Y el entrenador contó el plan que utilizó para frenar a Messi, al que calificó de una forma muy particular.

"Para neutralizar a un jugador como ese, disminuir sus acciones, había que cambiar la estructura. Por eso ubicamos a Firmino un poco más atrás para cerrar las acciones y tener un equipo más corto, por esa razón tuvimos menos posesión de la que usualmente tenemos", analizó Tite en la conferencia de prensa post partido que se llevó a cabo en las entrañas del Mineirao.

"Messi es un extraterrestre, es excepcional, tanto con la pelota como en otros momentos del partido. Además de la calidad individual de los otros, él merece que se lo nombre", agregó el DT del Scratch.

“Messi es un extraterreste”, así calificó Tite al capitán de la selección argentina (REUTERS/Luisa Gonzalez)
“Messi es un extraterreste”, así calificó Tite al capitán de la selección argentina (REUTERS/Luisa Gonzalez)

Adenor Leonardo Bacchi, más conocido como Tite, llegó al banco de la selección mayor de Brasil en junio de 2016. Después de quedar eliminado en la fase de grupos en la Copa América Centenario que se disputó en Estados Unidos, Dunga fue despedido por la Confederación Brasileña de Fútbol, que depositó todas sus expectativas en el DT que había sido campeón del Brasileirao con el Corinthians la temporada anterior.

De cara a lo que será la final en Río de Janeiro, a la que todavía le resta conocer el rival del conjunto brasileño, que saldrá de la otra semifinal que jugarán esta noche Chile y Perú, Tite bromeó sobre su condición de DT y la cuenta pendiente que todavía debe cumplir para recibirse como entrenador de la selección.

"El domingo me voy a convertir de verdad en el entrenador de la selección brasileña. Es como cuando la gente dice que no fuiste jugador si no jugaste en el Maracaná. Acá es igual, si no entrenas en el Maracaná no serás un entrenador de verdad", dijo Tite en tono gracioso.

Desde que comenzó la dirección técnica de la Canarinha, el 1 de septiembre de 2016, el seleccionado brasileño se erigió como gran candidato para el Mundial de Rusia 2018. Además de ganar la Eliminatorias Sudamericanas con holgura, Tite llegó a la Copa del Mundo invicto en partidos oficiales: sólo perdió en el amistoso que jugó en la previa contra Argentina por 1-0, en el debut de Jorge Sampaoli como DT de la Albiceleste. Su primera derrota fue en los cuartos de final en Rusia, cuando cayó 2-1 ante Bélgica y quedó eliminado.

Para Scaloni, Argentina jugó mejor que Brasil, pero Tite objetó las palabras del DT argentino, ya que para él su equipo desactivó la influencia de Messi en el partido y, cuando le tocó atacar, lo hizo de manera contundente.

Brasil festejó en el Mineirao su clasificación a la final de la Copa América ( Pedro UGARTE / AFP)
Brasil festejó en el Mineirao su clasificación a la final de la Copa América ( Pedro UGARTE / AFP)

"La selección brasileña hizo un partido muy consistente. El trabajo que hicieron Firmino, Coutinho, Arthur y Casemiro fue fundamental para tener el control y no dejar que el extraterrestre jugara", mencionó en referencia al número 10 de Argentina.

"No le dimos terreno a Argentina, en un partido grande un no domina todo el tiempo. Contra Argentina a veces uno tiene posesión, otras veces la tiene el otro. No se puede concebir que un equipo sea superior porque el otro se lo permitió, sino por su capacidad", sumó en el análisis con los medios en Belo Horizonte.

El próximo domingo a las 17, Tite buscará su primer título al frente de la selección brasileña. Después de sufrir el 7-1 en el Mundial 2014, en casa, Brasil nunca llegó a estar en una posición tan favorable como la que tendrá, de nuevo, en su propia tierra, cinco años después. Mucho se lo deben al entrenador que buscará recibirse como tal en mítico Maracaná.

SEGUÍ LEYENDO: