-¿Qué le parece el nivel de esta Copa América?
– Creo que el fútbol sudamericano ha tenido una evolución muy positiva. Equipos como Colombia o Venezuela, han evolucionado bastante bien en lo colectivo, en que muchos de sus jugadores participan en equipos en el extranjero y eso hace que también haya mucha más experiencia y madurez en los equipos. Otros se han mantenido, como Brasil, Chile o el propio Ecuador, y otros, sin lugar a dudas han demostrado con creces que son protagonistas como Uruguay, que viene desarrollando desde hace mucho tiempo la filosofía del profesor (Oscar) Tabárez y eso hace que tenga un equipo muy competitivo y muy fuerte, y en general, en una Copa América uno espera ver un gran fútbol. Ha habido buenos partidos y otros no tanto, pero eso está relacionado con la evolución de algunos seleccionados y sus técnicos, que tienen que intentar arriesgar un poco más, jugar para el espectáculo y así vamos a tener muchos más goles.

– ¿Cómo está el fútbol sudamericano respecto del europeo en selecciones nacionales?
– Yo creo que tenemos que crecer más, y eso se vio reflejado en el último Mundial, cuando los equipos que llegaron a las máximas instancias fueron los europeos, pero en general, cuando los sudamericanos han tenido que cotejar en un nivel mundial, han peleado, y cada vez las distancias se van acercando. Tenemos que seguir evolucionando, hay cosas por mejorar. No hay que claudicar y tenemos que conseguir pelear de igual a igual campeonatos del mundo y cualquier torneo internacional.

– En esta Copa América se han jugado partidos en estadios en los que muchas veces el césped no estaba en condiciones, y en muchos partidos, con poco público…
– Sí, yo creo que en Sudamérica no pasa aquello de decir "no voy al fútbol porque no me agrada". En general, es "no voy al fútbol porque no tengo la plata para ir". En ese sentido yo creo que hay que mejorar las posibilidades o las oportunidades para que la gente pueda asistir al fútbol. ¿Quién no pagaría una entrada para ir a ver a Messi, a Alexis Sánchez, a Luis Suárez? La pasión del fútbol continúa, y lo que hay que hacer es evolucionar en el sentido comercial para que la gente pueda ir a los estadios y disfrutar de un bonito espectáculo.

– ¿Y de la selección argentina, qué puede decir de lo hecho hasta ahora en la Copa América?
– Si bien no ha estado a la altura, con el equipo y los jugadores de trayectoria que tiene, me parece que lo han dejado vivo y entonces es allí donde Argentina se va a aferrar a su oportunidad, donde puede intentar hacer algo más de lo que ha hecho. Yo creo que si bien es cierto que el técnico (Lionel Scaloni) es joven y tiene ayudantes que no han tenido el expertise en equipos grandes a nivel mundial, tiene jugadores y es donde de alguna manera, puede marcar la diferencia. Hoy, al fútbol no se gana, lamentablemente, con la camiseta ni con la historia, entonces Argentina tiene que hacer algo más para ser protagonista en el fútbol sudamericano. Inclusive Qatar le fue un rival muy difícil, entonces hoy hay que trabajar, progresar, evolucionar, planificar, y tal vez poco a poco Argentina pueda salir de la situación en la que está.

Lionel Messi saluda a los hinchas tras el triunfo de Argentina ante Qatar por la tercera fecha del Grupo B de la Copa América de Brasil (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
Lionel Messi saluda a los hinchas tras el triunfo de Argentina ante Qatar por la tercera fecha del Grupo B de la Copa América de Brasil (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

– ¿Qué cree que le ocurre a la selección argentina y a Messi en particular?
– No sé, yo creo que es extraño. Pasa todo por lo que puede demostrar Leo. Yo creo que si Argentina está ahí es porque está Leo pero uno con el equipo tiene que ser un poco más exigente y a la larga eso tiene que ver con planificaciones, con estructuras, con muchas cosas que a lo mejor en el fútbol argentino están faltando y que hacen que esta selección esté un poco a la deriva desde el punto de vista de una filosofía de juego, de un sistema de juego.

– ¿Y a Scaloni, cómo lo ve?
– Me parece que es un chico muy joven y le ha costado tomar este tipo de determinaciones, entonces, como Argentina tiene al mejor jugador del mundo, la responsabilidad cae siempre sobre Messi, pero un equipo es un todo. Eso sí, cuando aparezca Messi, agarrate porque Argentina va a ser durísima.

– Usted ha sido un centrodelantero de gran categoría. ¿Qué le pasa a Sergio Agüero, que en la selección argentina pierde goles que los hace fácil en el Manchester City?
– Uno los pierde por estar siempre ahí. Los goleadores tienen momentos, pero ahora que se le acaba de abrir el arco, va a ser un delantero muy temible en este torneo.

– ¿Qué le parece todo lo que está sucediendo con el fútbol femenino?
– Extraordinario. Hace diez años, en Chile, era impensable poder realizar un Mundial femenino sub-20, poder estar en 2019 en un Mundial, como el de Francia, entonces en el mundo el fútbol ha evolucionado de forma fantástica y creo que las chicas se han dado cuenta de que también es una oportunidad para poder dedicarse al deporte en el nivel profesional. Y los países se han dado cuenta de que el fútbol femenino también agrada a la gente y hemos visto en Francia los estadios prácticamente llenos en todos los partidos y eso quiere decir que el fútbol femenino está evolucionando y me pone muy contento por las chicas a las que les encanta el deporte.

– Nos sorprendió que Río de Janeiro esté literalmente invadido de chilenos, como de casi ninguna otra selección en esta Copa América. ¿Eso es por la confianza en el equipo, la situación económica, o ambas razones?
– Es lo que genera Chile. Eso es lo que genera el equipo y de alguna manera, la pasión que genera este equipo hace que la gente venga aunque no haya dinero pero al menos está la chance de viajar para acompañar a estos muchachos que cada vez nos ilusionan más con ganar el "tri" en esta Copa y contribuir a que siga progresando el fútbol chileno.

Erick Pulgar celebra ante Japón en el encuentro por la Copa América de Brasil (REUTERS/Ueslei Marcelino)
Erick Pulgar celebra ante Japón en el encuentro por la Copa América de Brasil (REUTERS/Ueslei Marcelino)

– Esta selección chilena atraviesa una etapa rara. Es la actual bicampeona de América pero luego se quedó afuera del Mundial de Rusia y ahora vuelve a subir con buenas producciones. ¿Cómo se explican esos altibajos?
– Es más normal esta situación que la anterior. Es más normal lo que estamos viviendo ahora. Creo que fue impensado no estar en un Mundial porque en el final nos sentíamos ya clasificados faltando tres fechas, y lo que sucedió de allí en adelante fueron situaciones deportivas y extra deportivas. Ahora los muchachos volvieron a jugar como bicampeones, de la forma en que lo hicieron siempre y eso hace que estén motivados nuevamente.

– Desde el Mundial de Rusia para aquí, ¿cuál es el aporte que cree fundamental del entrenador colombiano Reinaldo Rueda a "La Roja"?
– Es un tipo preparado, profesional, serio. Es muy disciplinado para poder generar una planificación para el equipo. Por eso decía antes que me parecía mucho más extraño lo que ocurría con el equipo hace un año que lo de ahora, cuando se ha visto reflejado el trabajo hecho a largo plazo. Rueda se ha encontrado con jugadores que han recuperado su nivel como los Alexis, los Vargas, los Vidal los Medel, y eso hace que Rueda haya recuperado la confianza en este equipo.

– Si hace una proyección en esta Copa América. ¿Hasta dónde puede llegar este equipo?
– Yo creo que este equipo no tiene tope, que ya demostró con creces en las Copas América pasadas, que derribó cualquier muro que tuviera que ver con lo futbolístico, con lo físico, con lo histórico y ya están acostumbrados. Son todos ganadores y están mentalizados en salir a buscar y a ganar el "Tri".