Gallardo, sobre las críticas por la guardia alta