El tropiezo de River ante Flamengo en la final de la Copa Libertadores continúa siendo un recurso para las burlas de los hinchas de Boca. En ocasión del duelo entre el Xeneize y Unión por la fecha 14 de la Superliga, los fanáticos exhibieron en la Bombonera varias camisetas del Mengao y hasta afloraron caretas de Gabigol, el autor de los goles del campeón continental en el epílogo de la definición.

Incluso referentes de la ribera se animaron a soltar algunos dardos en televisión o en las redes sociales. Raúl Cascini, por caso, fue irónico desde la pantalla de Fox Sports. “Los partidos duran noventa y pico de minutos, no sé qué estaban preparando. No es fácil ganar, eh. Esto es una calesita, da vueltas. Todo se sabe, a cada uno le toca. Caen y afuera, vamos, seguí. No me importa nada a mí", azuzó.

Pablo Migliore, ex guardameta del Xeneize, fue más agresivo. Decidió utilizar un video de Diego Armando Maradona y una de sus míticas frases. “River fue River, jugó un gran primer tiempo y en el segundo tiempo se le cayó la bombacha”, expresa el Diez en las imágenes, declaraciones correspondientes a lo que significó su último partido como jugador profesional en octubre de 1997, cuando decidió colgar los botines luego de una victoria por 2-1 en el Superclásico ante los Millonarios.

“Claro Dios”, redactó el Loco encima del material de archivo, recalcando las palabras de Pelusa y reutilizandolas para el encuentro que se le escapó al elenco de Núñez. Luego subió otra imagen con el Monumental de Lima, sede de la definición, de fondo y escribió “por p... y c...”, otra frase ya conocida que utilizan los fanáticos de Boca para insultar a los hinchas de River. Sus cargadas en las redes le valieron la respuesta de su amigo Nicolás Otamendi, que no tuvo contemplaciones y le recordó la Superfinal que la Banda le ganó a Boca en 2018 en Madrid.

Ahora llegó el turno de Mauricio Serna. El ex mediocampista central también apeló a las redes para enviarle al adversario de siempre una sutil chicana. “Hoy recordaba que en 5 minutos le ganamos al Real Madrid. ¡Que equipo! Chicho el 5 de Boca”, firmó en su cuenta de Twitter. Chicho hizo alusión a la final de la Copa Intercontinental frente al Merengue repleto de estrellas y dirigido por Vicente del Bosque en el 2000. En aquel 2-1, Martín Palermo convirtió los dos primeros goles en los primeros minutos (en realidad, seis) y, si bien luego descontó Roberto Carlos, la corona mundial fue para el conjunto conducido por Carlos Bianchi, en su momento de mayor gloria.

La comparación en este momento de dolor de River (más allá de que eliminó a Boca en la Libertadores) no es azarosa. Tampoco el número elegido en su publicación. El 5, claro, era el número de su camiseta. Pero también cinco hubiesen sido los títulos en el máximo torneo de América que hubiera alcanzado el Millonario si derrotaba al Mengao. En menos de cinco minutos, además, a la Banda se le escapó la vuelta olímpica en Perú. Un aguijón venenoso, que partió de uno de los ídolos de Boca.

SEGUÍ LEYENDO: