Icardi pasó a préstamo del Inter al PSG, donde intenta recuperar continuidad (Foto: Reuters)
Icardi pasó a préstamo del Inter al PSG, donde intenta recuperar continuidad (Foto: Reuters)

A los 26 años, Mauro Icardi encara el desafío de reverdecer su carrera en el PSG, luego de su controvertida salida del Inter. El inicio de su aventura resultó auspicioso: acumula dos goles en cuatro partidos, entre la Ligue 1 y la Champions League. El delantero rosarino le brindó una entrevista a Le Figaro y dejó varias definiciones de tinte intimista. “Pasé un verano difícil, pero tuve la oportunidad de jugar lo suficientemente rápido. Estoy en el PSG esta temporada y mi objetivo es dar lo mejor de mí con esta camiseta. Al final del campeonato, alrededor de mayo o junio, veremos qué sucede”, prologó.

Apenas se mudó a París, proliferaron los rumores de una relación tirante con algunos de sus compañeros, sobre todo los argentinos Ángel Di María y Leandro Paredes. Icardi ofreció un panorama totalmente distinto de su estancia en un vestuario cargado de egos. “Ya conocía a algunos jugadores, me facilitaron las cosas. Con Marco (Verratti) hablaba por teléfono antes de llegar. Me dio una mano para tranquilizarme, tengo una buena relación con él dentro y fuera de la cancha. La verdad es que este grupo de jugadores es realmente excelente. Muchos hablan italiano y español, nos entendemos. Me siento muy bien desde mi primer día aquí. También me sorprendió la recepción de los aficionados. Desde mi primer día los fanáticos me mostraron mucho cariño. No me lo esperaba”, agradeció.

Claro que en su zona de influencia, el ataque, la competencia es fuerte. Allí puja con el uruguayo Edinson Cavani por el rol de ariete titular. “Es una competencia sana y positiva. Edi estuvo lesionado, así que jugué últimamente. A su regreso, dependerá del entrenador elegir lo mejor de los dos. Tengo excelente relación con él, no hay rivalidad”, aseguró el ex Barcelona y Sampdoria.

LAS PRINCIPALES DEFINICIONES DE MAURO ICARDI

¿Para qué lo contrató el PSG?

“Me contrataron para marcar goles. Mi papel es el mismo que en el Inter: anotar. Esto es lo que más le importa a un atacante. Tengo suerte de que el entrenador me haga jugar. Creo que me ve positivamente. Está muy cerca de sus jugadores, le gusta hacer bromas y hablar. Depende de mí demostrar que puedo estar a la altura de un equipo como el PSG”.

¿Cuántos goles anotará en la temporada?

“No me gusta anunciar un número específico. Solo espero continuar mi impulso de los últimos años. Quiero convertir, por supuesto, pero sobre todo ser decisivo en partidos importantes”.

Su obsesión por el gol y su “odio” a perder

“Desde pequeño, vivo solo para marcar goles y ser un goleador. Siempre terminé como máximo goleador en los equipos juveniles. Esta ambición creció conmigo. Odio perder. Y en el fútbol, para ganar, hay que marcar goles”.

Su único ídolo

“Mi modelo fue Gabriel Batistuta. Vi todos sus partidos, todos sus goles. Él era mi ídolo, mi único ídolo en el fútbol”.

Los escándalos en el Inter

“Estoy acostumbrado a sentir presión, tanto en Argentina como en Italia. Aquí hemos tenido la suerte de ganar muchos juegos hasta ahora, y cuando ganas, todo sigue yendo bien. En Italia se creó un círculo vicioso con parte de la prensa, y terminamos hablando demasiado sobre todo lo que me preocupaba. Este no es el caso en París”.

Su comida preferida

“Me gusta mucho la carne, y es mejor en Argentina”.

El hogar para cuando se retire

“Por ahora, todavía estoy viviendo en un hotel, pero comencé a buscar una casa para mi familia en París. En Milán, vivimos en San Siro. Tenemos una nueva casa construida para más tarde, cuando ya no sea más futbolista. Milán es una ciudad hermosa, un poco más pequeña que París, que es igual de hermosa a su manera. Soy un chico callado. Me gusta estar en casa lo antes posible”.

SEGUÍ LEYENDO: