Sebastián Beccacece debió ser atendido por un dolor en el pecho luego del triunfo de Independiente ante Defensa y Justicia
Sebastián Beccacece debió ser atendido por un dolor en el pecho luego del triunfo de Independiente ante Defensa y Justicia

El estado de salud de Sebastián Beccacece generó preocupación luego de que el entrenador de Independiente manifestara un dolor en el pecho al terminar el partido que su equipo le ganó por 1-0 a Defensa y Justicia en Florencio Varela por la primera fecha de la Superliga del fútbol argentino.

Una vez terminada la conferencia de prensa, el ex ayudante de campo de Jorge Sampaoli se sintió mal y acusó una molestia en el pecho. Le comentó esto al médico del plantel del "Rojo" e, inmediatamente, fue trasladado en patrullero al Hospital "El Cruce" de Varela, el centro asistencial más cercano al estadio Norberto Tomaghello.

Los médicos atendieron rápidamente a Beccacece y le hicieron pruebas de rutina como análisis de sangre y electrocardiograma. Ambos estudios dieron resultados normales, por lo que se descartó un cuadro de gravedad. Por precaución, el DT quedó algunas horas en observación y luego fue dado de alta.

Beccacece fue dado de alta luego de unas horas en observación
Beccacece fue dado de alta luego de unas horas en observación

"Por dolor precordial se realizó control clínico. ECG trazado normal y laboratorio de control con resultado negativo para enzimas cardíacas", constaba en el parte médico difundido por el Hospital.

El entrenador de Independiente, de 38 años, ya está listo para retomar sus actividades de manera normal. Esta semana, su equipo deberá viajar a Ecuador para visitar a la Universidad Católica por la vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana (en la ida en Avellaneda "El Rojo" se impuso por 1-0).

Este lunes, Independiente compartió en sus redes sociales un video con las palabras del DT, llevando tranquilidad respecto de su estado.

(El mensaje de Beccacece)

Beccacece vivió el partido ante Defensa -su ex club- con gran intensidad. Caminó de un lado a otro y dio indicaciones durante los 90 minutos. A partir de este susto, deberá cuidarse, aún más si se tienen en cuenta los 2800 metros de altura de Quito en los que Independiente jugará el próximo jueves.

SEGUÍ LEYENDO: