San Lorenzo ganó los dos primeros juegos y estaba a una victoria de asegurar su presencia en la final de la Liga Nacional de Básquet. A falta de 5 segundos para el final, Ferro quedó con la posesión y fue Tomás Spano quien comandó el último ataque: un doble le bastaba al dueño de casa para imponerse en el tercer duelo.

La bandeja del hombre verdolaga fue neutralizada por el canadiense del Ciclón, Joel Anthony, quien corrió a celebrar con los suyos la clasificación a la final con el sonido de la chicharra de fondo. Era todo alegría azulgrana en el estadio Héctor Etchart, hasta que el árbitro decidió ir a revisar la jugada por televisión.

El juez Fabricio Vito entendió que la barrida del norteamericano fue ilegal y por eso le dio los dos puntos a Ferro, que de esa forma se quedó con el partido por 68-67 y estiró la definición. Ahora la serie está 2-1 a favor de los de Boedo y el domingo volverán a verse las caras en el mismo escenario.

Final apasionante en Caballito entre Ferro y San Lorenzo (@FerroOficial)
Final apasionante en Caballito entre Ferro y San Lorenzo (@FerroOficial)

En su cuenta de Twitter, Vito aclaró: "Después de ver varias cámaras, una de ellas muestra claramente que la pelota pegó en el tablero, por lo tanto la barrida es ilegal. Aclaro que solamente eso fui a revisar". Y luego de agregar que la penetración de Spano (pidieron que había caminado) había sido válida, cerró: "Muchas veces acertamos y otras tantas erramos. Espero sepan aceptar un error o un acierto como parte del juego".

Quien sí está en la final es Instituto de Córdoba, que le ganó los tres primeros partidos a Olímpico de La Banda (Santiago del Estero) y aguarda por un rival en la serie decisiva. En condición de visitante, se impuso con un 101-68 contundente y llega afilado.

SEGUÍ LEYENDO