(Prensa Estudiantes)
(Prensa Estudiantes)

La Plata está de luto. Desde Tucumán anunciaron la muerte de José Hugo Medina, gloria de Estudiantes que se coronó campeón de la Copa Intercontinental y la Libertadores en la década del sesenta.

"A poco de cumplirse un año de su última visita al Country Club, el recuerdo eterno para el gran Tato y sus emotivas palabras en lo que fue el 50° aniversario de la obtención de la primera Copa Libertadores. ¡Estás en el corazón de la Familia Pincha!", fueron las palabras dedicadas a la gloria de la institución, escritas en la cuenta de Twitter del club platense.

Además, en la página oficial del Pincha, le dedicaron un mensaje amparado en el recuerdo que dejó por la hazaña conseguida en el Old Trafford, cuando el combinado argentino se impuso ante la potencia de Europa llamada Manchester United.

"Tato fue ni más ni menos que uno de los Héroes de Old Trafford, que alcanzaron la gloria máxima en la historia de la institución en la recordada final ante el Manchester United. El año pasado, incluso, tuvo la oportunidad de estar presente en el Country City Bell, donde el club homenajeó a los campeones por el 50° Aniversario de la primera Copa Libertadores y también de la Intercontinental", fue la carta escrita por Estudiantes.

Los héreos de Old Trafford que llevaron a Estudiantes a la gloria (Prensa Estudiantes)

En el repaso de su trayectoria, el comunicado continuó con el emotivo mensaje: "Medina llegó a Estudiantes en el '64, de la mano del arribo de Don Osvaldo Zubeldía y el nuevo armado del club. Suplente de Eduardo Luján Manera, formó parte de la Tercera que Mata y, ante la lesión de su compañero, se metió dentro del equipo titular. En la final del Mundo en el Teatro de los Sueños, el salteño tuvo la dura tarea de marcar ni más ni menos que a George Best, una de las figuras que tenía por aquel entonces el conjunto inglés. Sobre el final del partido, ambos fueron expulsados, aunque nada opacó una noche memorable e inolvidable. Tras su etapa como futbolista (además fue campeón de la Libertadores del '69 y de la Interamericana, mientras que cuando pasó a Quilmes en 1979 también logró una nueva estrella) se desempeñó en las divisiones inferiores del club, dentro del staff de Andrés Padrón, quien fue coordinador de las juveniles a finales de los '90 y a principios del año 2000″.

"Nacido el 14 de julio de 1945 en Campo Santo, Tato falleció en Tucumán a los 73 años tras permanecer internado. Sus restos serán velados en la Empresa Flores de servicios fúnebres, sito en Pasaje Padilla y Junín de la Provincia de norteña", concluyó el mensaje.

Seguí leyendo