Las características de Oscar Ruggeri en su época de defensor eran muy notorias. Con gran juego aéreo, solidez en la marca y aspereza en cada intervención el Cabezón se convirtió en una leyenda del fútbol argentino.

El ex San Lorenzo disputó 2 finales del mundo, 4 ediciones de la Copa América y pasó por clubes de gran jerarquía como el Real Madrid, Boca y River. Sin embargo, cuando intentó probar suerte como director técnico no logró los resultados esperados.

Lejos del banco de suplentes y con los botines colgados hace más de 10 años, el carismático ex defensor de Corral de Bustos se convirtió en un personaje televisivo muy querido y aceptado por todos los amantes de la pelota.

En su última aparición en 90 Minutos, Ruggeri cerró el programa que emite Fox Sports con una parodia de lo que fueron sus días en las canchas. A pedido del conductor, el Pollo Vignolo, el Cabezón cabeceó un huevo de Pascuas, en vísperas a la festividad religiosa que se celebrará el próximo domingo.

El centro de Raúl Cascini y la marca ineficaz de Daniel Arcucci completaron la escena que generó risas entre los presentes y televidentes. Como no podía ser de otra manera, la pieza de chocolate terminó con un agujero que permitió ver su relleno. Probablemente, en el cierre de la jornada los protagonistas habrán probado el dulce que destruyó el ex central. Como en su época de futbolista, el Cabezón demostró que tiene huevos. Mucho huevo.

Seguí leyendo