Messi en el estadio Wanda Metropolitano el día que España goleó 6-1 a Argentina (AP)
Messi en el estadio Wanda Metropolitano el día que España goleó 6-1 a Argentina (AP)

Desde las 17 (hora argentina) en Madrid, Argentina y Venezuela se enfrentarán en un amistoso internacional previo a la disputa de la Copa América Brasil 2019. Será un encuentro trascendental por tratarse del retorno de Lionel Messi a la Selección, luego de lo que fue la Copa del Mundo en Rusia el año pasado. Sin embargo, los espectadores no se movilizaron por este compromiso.

A pocas horas del encuentro que comenzará a las 21 de España, se vendieron muy pocas entradas y estiman que no habrá más de 25.000 fanáticos desperdigados por la cancha del Atlético Madrid, que cuenta con una capacidad total de 68.000 butacas.

A diferencia de lo que se verá hoy, en marzo de 2018 hubo lleno total para el amistoso entre Argentina y España en Madrid (Reuters)
A diferencia de lo que se verá hoy, en marzo de 2018 hubo lleno total para el amistoso entre Argentina y España en Madrid (Reuters)

El duelo sudamericano no generó expectativa y, de hecho, hubo muy poca gente que se acercó al hotel donde se concentró el plantel conducido por Lionel Scaloni. Los jugadores se dispusieron a firmar autógrafos en un contexto calmo y ante unas 20 personas.

Los tickets tienen un precio de 20 euros (unos 22,50 dólares y 950 pesos) y no sería extraño que se reduzcan faltando menos para el inicio e incluso se regalen entradas para poblar algunos sectores y que no se vean tantos claros.

Muy diferente fue el panorama en marzo de 2018, cuando Argentina se midió con la local España justo antes del Mundial de Rusia. Lógicamente hubo mayor fervor y tribunas completas para la goleada del equipo dirigido en aquel entonces por Julen Lopetegui ante el de Jorge Sampaoli.

Y para tomar un parámetro del escaso interés que despertó el cotejo entre la Albiceleste y la Vinotinto, la semana pasada se cruzaron el Atlético y el Barcelona en el fútbol femenino y convocaron nada menos que 60.000 espectadores. Y una cifra similar convocaron River y Boca, en la revancha de la final de la Libertadores 2018.

SEGUÍ LEYENDO