Tras la goleada de Boca ante Deportes Tolima por la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores, Carlos Tevez confirmó que el plantel tuvo una charla privada para sacar al equipo adelante.

"Después del partido en Bolivia hubo un quiebre en el equipo. Se hablaron muchísimas cosas y nos dijimos todo en la cara. De ahora en más, este equipo va a buscar ser como el de hoy o el de San Lorenzo, no importa quien juegue", expresó el capitán.

Carlos Tevez, en acción durante el encuentro ante Deportes Tolima por la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores (Foto Baires)
Carlos Tevez, en acción durante el encuentro ante Deportes Tolima por la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores (Foto Baires)

Darío Benedetto, en conferencia de prensa, también blanqueó el "cara a cara" que tuvo el plantel luego del empate en el debut de la Copa Libertadores frente a Jorge Wilstermann en la altura de Cochabamba, Bolivia.

"Creo que fue un punto de partida y fue positiva para todos. Nos debíamos una charla grupal. Se dio antes del partido con San Lorenzo. Es la base para mirar para adelante y saber los objetivos que tenemos. Hay una buena convivencia en el vestuario y nos estaba costando trasladar esa buena convivencia a la cancha", remarcó el "Pipa".

Darío Benedetto marcó un gol en la goleada de Boca 3 a 0 sobre Deportes Tolima en la Bombonera (AFP)
Darío Benedetto marcó un gol en la goleada de Boca 3 a 0 sobre Deportes Tolima en la Bombonera (AFP)

En relación a la actuación de Boca ante Deportes Tolima, que le permitió pasar a liderar el Grupo G de la Copa Libertadores, Tevez reconoció que cada vez se siente "más importante dentro de la cancha" y que gracias al ritmo está agarrando aumenta su "confianza para generar el juego que le gusta a la gente".

Benedetto, en tanto, habló del "partido complicado" que le planteó el equipo colombiano y cómo cambiaron la actitud de cara al segundo tiempo. "Salimos con otra actitud, hicimos la diferencia y logramos un merecido triunfo", aseguró.

Y agregó: "En lo personal, contento también por volver al gol. Cuando le tocó a Wancho (Ábila) lo hizo igual o mejor que yo, eso le marca al técnico que estamos todos para jugar. Tenemos bien claro el objetivo que es la Copa libertadores. Y tenemos que estar todos al 100%". Además, dijo que esta Copa no la toman como una revancha luego de la derrota ante River en la edición pasada y que está "feliz por ser convocado nuevamente a la Selección".

Por su parte, Gustavo Alfaro se limitó a analizar el gran triunfo de Boca. "Sabíamos que iba a ser complejo, por un montón de situaciones, no sólo por ser local y la necesidad de ganar. Había que darle valor al punto en Bolivia", comenzó el DT.

"Era difícil porque veníamos de un esfuerzo importante contra San Lorenzo, la mayoría del equipo es el mismo y estamos sintiendo la intensidad. Contra un rival ordenado, corto, que contragolpea y tiene velocidad primero fuimos previsibles. La clave fue la velocidad. Después del primer gol, el equipo le tiró la jerarquía encima", finalizó "Lechuga"

SEGUÍ LEYENDO: