Santiago Echeverría, campeón con Huracán, fue suspendido en Colombia y ahora busca trabajo
Santiago Echeverría, campeón con Huracán, fue suspendido en Colombia y ahora busca trabajo

Su caso explotó a fines del 2017 cuando un control antidoping reflejó que en su cuerpo tenía una sustancia prohibida que, según asegura, fue a raíz de la ingesta de carne vacuna. Desde ese momento, el defensor argentino Santiago Echeverría no puede ejercer su trabajo como futbolista profesional y la situación llegó a un punto límite.

A los 28 años, Echeverría todavía debe cumplir tres años más de sanción de los cuatro que le impuso la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) por haber dado positivo de boldenona, un esteroide que le inyectan a las vacas para aumentar su masa muscular. Mientras pelea por la reducción de la suspensión, salió a pedir una ayuda laboral por intermedio de Twitter.

"Buenos días a todos. Disculpen la victimización, pero luego de 14 meses sin poder ejercer mi profesión a raíz de mi suspensión poco ética, y falta de aclaración en el tema, estoy buscando trabajo. Agradecería su ayuda y comprensión si saben de algo avisen", escribió el futbolista en la plataforma virtual.

Echeverría presentó en su defensa una serie de argumentos en los que relaciona a la sustancia hallada con la ingesta de carne en un restaurante colombiano. Junto con eso, fortaleció sus justificaciones amparándose en el comunicado que emitió el Comité Olímpico Colombiano (COC) en el que "alertaban" sobre la presencia de boldenona "en el ganado vacuno del país" según estudios llevados a cabo por el Instituto Colombiano Agropecuario.

"¿Y ahora? ¿Seguimos siendo culpables? Justicia ya, no quiero pasar un día más suspendido por algo que no hice. Necesito la ayuda de todos", escribió luego de conocerse esa información

Sin embargo, pesó más la presencia de la boldenona en el listado de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antodopaje (AMA) que su explicación y a mitad del 2018 quedó libre del Independiente Medellín.

Actualmente está integrado al plantel de Talleres de Remedios de Escalada que milita en la Primera B Metropolitana y el que le abrió las puertas de sus inferiores cuando era joven. Pero sólo puede entrenar para mantener su estado físico.

“Estoy buscando trabajo”, publicó en su Twitter (cahuracan.com)
“Estoy buscando trabajo”, publicó en su Twitter (cahuracan.com)

Echeverría había saltado a Boca, aunque nunca llegó a debutar en primera. A partir de allí, buscó su sitio en Almirante Brown y Brown de Adrogué, aunque su pico llegó en Huracán: fue campeón de la Copa Argentina y Supercopa Argentina.

En el 2016 emigró al ascenso mexicano para jugar en el Mineros de Zacatecas y luego pegó el salto a Independiente Medellín, donde vivió el fatídico suceso que lo marginó del fútbol hasta hoy.

Seguí leyendo: