Mark Kent, el embajador en la Argentina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte: 53 años, hincha del Arsenal y admirador del fútbol argentino (Nicolás Stulberg)
Mark Kent, el embajador en la Argentina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte: 53 años, hincha del Arsenal y admirador del fútbol argentino (Nicolás Stulberg)

Le gustaría ver a Marcelo Bielsa al frente de su selección y admite que festejaría como los argentinos aquel gol de Diego Maradona con la mano en México 86. Es más, sueña con sentarse a charlar con el "10" cuando pase por la Argentina y tenga un momento libre.

Nada raro, podría decirse. Son muchos, muchísimos, los que admiran a Bielsa y querrían charlar con Maradona. Pero es raro, porque el que lo dice es Mark Kent, el que sueña con Bielsa y Maradona es el embajador en la Argentina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

"Si lo de Bielsa termina bien sería una historia fantástica. Bielsa le hace muy bien al fútbol", se entusiasma Kent durante una entrevista con Infobae en su residencia, uno de los palacios más impactantes de la ciudad.

Ex embajador en Tailandia y Vietnam, Kent cumplió también funciones en Bruselas, México y Brasilia. Desconcierta a muchos con su estilo de "diplomacia abierta", que incluye intervenciones personales en las redes sociales y conversaciones con casi cualquiera que lo contacte, además de eventos centrados en Harry Potter o visitas a los estadios de River, Boca, Independiente y Racing.

Kent, de 53 años, está convencido de que la diplomacia tiene que cambiar, porque el mundo lo impone: "La diplomacia directa y el contacto directo con la gente facilitan las cosas. Si uno quiere generar empatía tiene que acercarse a la gente y entender los intereses y deseos del otro. Hay que buscar soluciones".

Ya no juega al fútbol y al tenis con la frecuencia con que solía hacerlo, pero va el gimnasio y se lo puede ver todas las semanas corriendo 11 kilómetros por el Parque 3 de febrero: "Una vez me caí y subí la foto de mi cara ensangrentada… ¡y el otro día esa foto fue tapa de un diario!".

Fanático del Arsenal y del fútbol en general, guarda en una habitación del palacio Madero Unzué una amplia colección de camisetas. Cree que el fútbol y el deporte ayudan a acercar pueblos, algo que para él debe ser casi natural, porque sus dotes de diplomático están potenciadas por los siete idiomas que habla: inglés, castellano, portugués, tailandés, vietnamita, holandés y francés.

“La muerte de Emiliano sala fue una historia muy trágica, que toda la fibra sensible de muchas personas. Es una temporada muy difícil en la Premier League, murió también el dueño de Leicester”, dijo Kent (REUTERS)
“La muerte de Emiliano sala fue una historia muy trágica, que toda la fibra sensible de muchas personas. Es una temporada muy difícil en la Premier League, murió también el dueño de Leicester”, dijo Kent (REUTERS)

-¿Cuál fue su mayor error en estos tres años que lleva en la Argentina?

-Uno de mis mayores errores acá es que al llegar como embajador me junté con los miembros de la embajada y les dije que nos íbamos a abrir a la sociedad, a soltarnos un poco. Me entusiasme y les dije: "¡Vamos a salir jugando como Brasil!". Y todos me miraron y dijeron: "Nooooo, esos perdieron 7-1 con los alemanes".

Kent ríe, aunque su rostro se pone serio cuando habla de la muerte del futbolista argentino Emiliano Sala en un accidente aéreo en el Canal de la Mancha: "Fue una historia muy trágica. Tanto las hinchadas británicas como francesas y argentinas se unieron en la memoria de Emiliano, y mucha gente contribuyó en su búsqueda. Es una historia que toca la fibra sensible de las personas. Es una temporada muy difícil en la Premier League, murió también el dueño de Leicester, Vichai (Srivaddhanaprabha), al que yo conocía, en un accidente de helicóptero. Mis condolencias profundas a la familia de Emiliano".

-¿Qué hace cuando en las canchas de fútbol argentinas cantan "el que no salta es un inglés"?

-Le pregunté a un amigo en la cancha: "¿Tengo que saltar o no?". "No, mejor quedate sentado", me dijo mi amigo argentino. Era un partido de la Selección contra Venezuela, el 1-1.

-¿Qué similitudes y diferencias encuentra entre el fútbol argentino y el británico?

Acá hay más emoción. Y la figura del árbitro… Para muchos, todo lo que decida va a ser un error. Yo soy hincha del Arsenal. Y si jugamos con el Tottenham y ganamos, yo estoy contento y ellos tristes. El fútbol es una cosa bastante binaria… ¡Y cuando nos toca el Tottenham son todos argentinos! Pochettino, Ardiles, Villa… Son muy buena gente, Pochettino está haciendo un trabajo excelente.

“La gente de Tottenham respeta lealtad al equipo de Mauricio Pochettino, rechazó ofertas muy importantes porque tiene un proyecto a largo plazo” (Getty)
“La gente de Tottenham respeta lealtad al equipo de Mauricio Pochettino, rechazó ofertas muy importantes porque tiene un proyecto a largo plazo” (Getty)

-¿Lo que está haciendo Pochettino hoy, es equivalente a lo de cuatro décadas atrás con Ardiles y Villa?

-Yo creo que sí. Y no solamente Pochettino… Hay una ola de amor por Bielsa, sobre todo en Leeds. Porque llegó a un equipo que sufrió mucho en los últimos años. Un equipo con historia que había caído muy bajo. Y Bielsa los impresionó con su conferencia de prensa. Los hinchas del Leeds han hecho una canción sobre Bielsa en base a Bohemian Rhapsody.  Cantan "¡Oh Bielsa, te quiero más que a mi mujer!". Hay una serie en Netflix, "Sunderland 'til I die" (Sunderland hasta la muerte), muy interesante. Una ciudad del norte que ha sufrido mucho la trasformación industrial. La serie muestra la decepción durante toda la temporada, porque descienden a tercera división. La expectativa era ascender.

-A esta altura, Pochettino parece un inglés más.

-Creo que los seres humanos nos adaptamos a todo. Pero la gente de Tottenham le respeta su lealtad al equipo, rechazó ofertas muy importantes porque tiene un proyecto a largo plazo. Hoy está mejor que mi equipo Arsenal, que antes tenía una diferencia de varios puntos sobre ellos.

-Tevez, que en su estilo es a primera vista tan opuesto a lo británico… ¿Por qué cayó tan bien?

-Porque mostró que tenía garra. ¡Qué historia! Salva al West Ham, pasa al Manchester United y luego al City. Y el City pone grandes anuncios que dicen "Welcome to Manchester" (Bienvenidos a Manchester), jajaja… Después de la primera ola de Ardiles y Villa, Tevez elevó el perfil de los argentinos en Inglaterra.

-¿Qué sintió cuando llegó en 2016 a la Argentina y vio que había equipos llamados River Plate, Banfield, Temperley o Newell's Old Boys?

-¡Impresionante! Es parte de algo político social, muestra puntos de vínculo entre nuestros países. Hemos tenido lazos muy intensos, hemos pasado un conflicto. Y en el deporte los argentinos ya han superado a los británicos.

-¿Sí? ¿Lo ve así?

-Fútbol, polo, el rugby que está ahí… Cuando uno va acá a la cancha el ambiente es increíble. Y vean el caso de Talleres de Córdoba y nuestro cónsul honorario allá: su bisabuelo fue el fundador de Talleres. Talleres, un nombre que es por los ferrocarriles. Los británicos construían primero la estación del ferrocarril y luego un campo de fútbol y de golf para que no quedara lejos.

El embajador Mark Kent guarda en una habitación del palacio Madero Unzué una amplia colección de camisetas (Nicolás Stulberg)
El embajador Mark Kent guarda en una habitación del palacio Madero Unzué una amplia colección de camisetas (Nicolás Stulberg)

-Se pone a Inglaterra como ejemplo a la hora de terminar con los hooligans. ¿Es una comparación posible o son hooligans muy diferentes a los nuestros?

-Todo tiene su propio contexto. Nosotros no los hemos erradicado totalmente. El fútbol inglés tiene una visión trágica, melancólica. Sabemos siempre que vamos a perder, que Rooney o Beckham se van a lesionar, sabemos que vamos a sufrir una injusticia. Nosotros sabemos eso desde el principio. En general, antes de que comience el Mundial estamos convencidos de que vamos a ganar, tenemos las banderas y las canciones. Y luego perdemos. El año pasado, en Rusia, fue al revés. Nadie esperaba que llegáramos tan lejos. Un equipo joven con futbolistas que no juegan para los grandes equipos.

-Lo cierto es que ustedes aseguran haber inventado el fútbol, pero no ganan nunca. ¿Qué se siente?

-Es que es igual en muchas cosas. Somos un país de frustraciones, pero también de innovación y creatividad. Inventamos muchas cosas, pero después alguien viene, lo mejora y lo vende mucho mejor. Es un poco lo que sucede con el fútbol. Y esto me lleva a reflexionar sobre el debate acerca del proteccionismo y el libre comercio. Nosotros abrimos la Premier League para todos los extranjeros…

-Ahí no hubo Brexit…

-(ríe) ¡Ojalá no cambie con el Brexit! Pero tenemos una Liga de una competitividad fantástica comparada con las otras. Pero como consecuencia tenemos muchos menos británicos jugando en la Premier, muchos menos que españoles en la Liga, que tiene menos competitividad que la Premier.

“El fútbol inglés tiene una visión trágica, melancólica. Sabemos siempre que vamos a perder, que Rooney o Beckham se van a lesionar, sabemos que vamos a sufrir una injusticia…” (Getty)
“El fútbol inglés tiene una visión trágica, melancólica. Sabemos siempre que vamos a perder, que Rooney o Beckham se van a lesionar, sabemos que vamos a sufrir una injusticia…” (Getty)

-¿Qué le pasa a un británico en su primer contacto con el fútbol argentino?

-Yo creo que hay un romanticismo. Si uno compra una guía turística de Buenos Aires seguro que entre las diez sugerencias hay una visita a un estadio. Es toda una experiencia para los británicos cuando vienen acá.

-Se vincula con aquel artículo de The Observer que incluía primero en la lista a un Boca-River entre las 50 cosas deportivas para ver antes de morir…

-Exacto, ese tipo de cosas. Si uno le habla sobre Argentina a un inglés medio le va mencionar el fútbol, el vino y la carne. Yo fui embajador en Tailandia. Y los tailandeses no sabían dónde estaba Argentina en el mapa, pero todos sabían que (Lionel) Messi es argentino. Lo mismo con el Manchester United, nadie sabe dónde está Manchester. Pero todos conocen al United o al City. O al Liverpool.

-Si David Beckham hubiera metido en un partido muy importante del Mundial un gol con la mano, ¿cómo habría reaccionado el aficionado inglés medio?

-Es una muy buena pregunta… Muestra un poco la filosofía del fútbol. Yo creo que la gran mayoría de los ingleses hubiera reaccionado igual que los argentinos con Maradona. Ganar, ganar y ganar. Todos tenemos los mismos sentimientos cuando juega nuestra selección.

-Maradona mete ese gol con la mano y solo unos minutos después convierte el mejor gol de la historia. ¿Ese segundo gol, hace más doloroso aún para Inglaterra aquel gol con la mano?

-Fueron dos goles muy especiales. El segundo es, para mí, el mejor gol individual de la historia. Está el de Carlos Alberto en México 70, que fue el mejor gol de equipo, y perdón por hablar de los brasileros… Esa combinación de los dos goles de Maradona hizo sufrir más a la hinchada inglesa. Porque no se trata solo del gol con la mano, hay que reconocer que el tipo marcó uno de los mejores goles de la historia de los Mundiales. Bailó a todos los defensores ingleses…

-Al marcar ese gol dejó menos espacio para que se hablara del primero.

-Sí, sí… Y esta historia tiene también un costado psicológico. El de que siempre sufrimos injusticias. Hay un dicho en inglés: "nos robaron".

-O sea que en el fondo el gol de Maradona es muy inglés…

-Sí, porque coincide con muchos aspectos de la psicología británica, eso de que "vamos a jugar al fútbol y va a terminar mal". Es un contraste con aquella frase de que el fútbol es un deporte al que juegan once contra once y siempre ganan los alemanes.

-Y está la de Bill Shankly, aquello de que el fútbol no es una cuestión de vida o muerte, sino algo mucho más importante que eso.

-Es así. En algunas ciudades y equipos se vive así, con una devoción fantástica a su club. Acá también, porque con los avances tecnológicos la gente puede ver partidos de todos los equipos. Tenemos acá peñas de todos los equipos británicos. Southampton, Huddersfield, Bournemouth… ¡Fantástico! Yo voy a veces a ver a veces al Arsenal con la peña, pero siempre que voy perdemos.

Marcelo Bielsa: “Llega alguien al que en Leeds conocían muy pocos y les devuelve los días de gloria. Se parece a una película”
Marcelo Bielsa: “Llega alguien al que en Leeds conocían muy pocos y les devuelve los días de gloria. Se parece a una película”

-Como hincha del Arsenal usted estará muy convencido de que ganar no es lo más importante…

-Eso es muy interesante. Cuando comencé a seguir al Arsenal era otro equipo. En los '80 la hinchada cantaba "1-0 para el Arsenal". Solo necesitábamos marcar un gol, porque teníamos una defensa fantástica. La idea era que era mejor ganar feo que perder jugando lindo. Con la llegada de Arsene Wenger cambió todo, cambió el estilo y la cultura de Arsenal, pero en realidad cambió a toda la Premier League. Un poco como están haciendo ahora (Josep) Guardiola y (Jürgen) Klopp. El tema es que a mí hoy me sigue doliendo mucho cuando veo que no tenemos defensa.

-Bielsa coincidiría en cierta forma con Shankly. Cuando usted habla de una ola de simpatía de los hinchas del Leeds, a primera vista da la impresión de que en el fútbol británico no gustó lo que hizo Bielsa.

-Hay mucha gente que cuando vio lo del espionaje le dio una connotación fuerte, pero los que están involucrados en el fútbol saben que todos los equipos hacen eso, que van a ver los entrenamientos y partidos de otros equipos. Yo no sé cómo va a terminar la investigación de la federación inglesa, pero lo que impresionó a la gente fue su conferencia de prensa con el análisis de todos los equipos. Un profesionalismo… Hay que premiar eso, opinan algunos. Pero es cierto que se trata de un estilo diferente, y también que el idioma puede ser un obstáculo.

-Esta situación de Bielsa reavivó brevemente la rivalidad entre ingleses y argentinos. Hubo gente que llegó a decir que los ingleses no deberían hablar teniendo en cuenta su pasado de piratas.

-(risas)

-Y lo de "¡animals!" en el 66.

-Lo de Rattin, sí.

– ¿Cree usted que lo de Bielsa le hizo mal a la imagen de los argentinos ante los británicos?

-Yo creo que fue un hecho visto también como algo romántico. ¡La preparación de Bielsa para cada partido! A la gente le gusta las historias fantásticas, y esta historia lo es. Este club que había ganado tanto y cayó luego tan bajo… Y llega alguien al que en Leeds conocían muy pocos y les devuelve los días de gloria. Se parece a una película. Hay periodistas británicos especializados en fútbol que en muchos años de profesión nunca habían visto algo como la conferencia de prensa que dio Bielsa. Quedaron muy impresionados.

“Tevez elevó el perfil de los argentinos en Inglaterra; mostró que tenía garra”

-¿Le gustaría sentarse a hablar con Bielsa?

-¡Me encantaría!

-¿Qué le diría?

-Yo escucharía, aprendería muchas cosas sobre su filosofía, sobre como ve el fútbol argentino. Es un señor de mucha categoría. Y yo no le diría nada, es como cuando fui a la cancha con Burruchaga. Con Burruchaga al lado no podés comentar nada de fútbol. Ese tipo ganó el Mundial…

-¿Se imagina a Bielsa dirigiendo la selección inglesa? O, más aún: ¿le gustaría?

-Sí, me gustaría tener a Bielsa como director técnico de la selección inglesa, aunque Gareth Southgate está haciendo un muy buen trabajo. Nadie esperaba que la selección llegara a las semifinales del Mundial. Es un trabajo de primera, promoviendo jóvenes a la selección. Pero para el futuro no veo ninguna razón por la que no podamos tener un director técnico argentino en la selección. Ya tenemos directores técnicos argentinos muy buenos en el Reino Unido, Pochettino, Bielsa. Sí, sí… Si mañana me dicen que Bielsa va a ser dentro de unos años el director técnico de Inglaterra lo vería como algo muy interesante.

“El deporte puede unir o puede dividir a la gente. Depende del contexto. Hoy hay muchos cambios en el mundo, y la reacción de la gente es la de buscar a aquellos que se les parecen” (Nicolás Stulberg)
“El deporte puede unir o puede dividir a la gente. Depende del contexto. Hoy hay muchos cambios en el mundo, y la reacción de la gente es la de buscar a aquellos que se les parecen” (Nicolás Stulberg)

-¿Cree que el deporte podría contribuir a solucionar asuntos pendientes entre argentinos y británicos?

-El deporte puede unir o puede dividir a la gente. Depende del contexto. Hoy hay muchos cambios en el mundo, y la reacción de la gente es la de buscar a aquellos que se les parecen. Por ejemplo, hinchas de fútbol. La gente hoy se identifica con una identidad única, cuando en realidad tenemos muchas identidades. Yo soy padre, soy hincha del Arsenal, me gusta tomar whisky… Este tipo de cosas. Tenemos que contextualizar más al hablar de deporte, no solo destacar que somos hinchas rivales. Podemos enfrentar nuestras identidades durante los 90 minutos, pero después nos vamos a tomar unas cervezas juntos y hablar de lo que nos une, incluso del partido. Y esto se refleja también en la política, no es cierto que los argentinos sean malos y los británicos seamos fantásticos. No, somos sociedades y tenemos nuestras identidades.

-Hoy está de moda etiquetar…

-Exacto, y creo que la razón pasa por el cambio. Cuando hay muchos cambios, la gente busca agarrase de algo. Tenemos el cerebro dividido en dos hemisferios, uno más impulsivo y el otro mucho más analítico. Y el peligro es que usemos demasiado la parte del cerebro que es impulsiva y emocional, que no pensemos. Hay que tener empatía. Yo perdí 5-1 con el Liverpool, y lo que tengo que hacer es buscar puntos de encuentro con los demás. Hay que tener cuidado con el vocabulario, yo no hablaría de espionaje en el caso de Bielsa. Esto no es un conflicto entre argentinos y británicos. Hay que tomárselo con humor, el humor es muy importante. Todo este episodio del fútbol le suma a la historia del fútbol en el Reino Unido. Y vamos a ver como termina la película.

-Teniendo en cuenta que el deporte une y que que el deporte vinculó a ingleses y argentinos, ¿se ha planteado alguna vez aprovecharlo para acercar algo más a ambos pueblos? ¿Un partido anual entre ambas selecciones?

-Sería interesante, yo creo que acá hay razones comerciales que dicen que son las dos federaciones las que organizan los encuentros, no los embajadores. Pero para mí sería una cosa excelente. Y hay que tener en cuenta que las distancias son grandes.

“Sería muy interesante, histórico poder hablar con Maradona” (Foto: EFE)
“Sería muy interesante, histórico poder hablar con Maradona” (Foto: EFE)

-¿Pensó en generar algo deportivo que involucre a las islas?

-Hay equipos argentinos que lo hacen. Un equipo de rugby de argentinos como Champagnat. Es un buen ejemplo de respeto y dignidad y de cómo podemos hacer cosas juntos. En las islas tienen un equipo de hockey sobre hielo… Yo no tengo ningún papel para organizar esto, son los isleños los que deben tener interés.

-Si lo de Bielsa termina bien, ¿qué significaría para el fútbol inglés?

-Sería una historia fantástica. Por la historia de Leeds y porque un técnico tan especial como Bielsa le hace muy especial al fútbol.

-¿Se vio alguna vez con Maradona?

-No.

-¿Le gustaría sentarse a charlar con él?

-Sería muy interesante… ¡Histórico! Pero está en México. Si arreglas esa charla, con mucho gusto.

SEGUÍ LEYENDO: