Faltan apenas unos cuantos minutos para comenzar una nueva edición del clásico de Rosario. El plantel de Central arriba al Estadio Marcelo Bielsa y al ingresar al vestuario visitante se lleva una sorpresa que dispara la tensión, el temor y las preguntas: ¿qué es ese polvo blanco que está esparcido por diferentes partes de las butacas para cambiarse?

"En una primera observación se trata de talco", afirmó el coordinador de Seguridad Deportiva de Santa Fe, Diego Maio, en una rueda de prensa en las últimas horas para poner un poco de claridad al tema. El funcionario explicó que la policía de Investigaciones (PDI) tomó muestras de lo hallado para realizar pericias y la prueba preliminar devolvió que se trataba de talco. En las próximas horas se llevará a cabo una contrprueba.

Los integrantes de la delegación "canalla" también expresaron que había un "olor raro", algo que Maio se encargó de aclarar: "Lo que sucedió es que el personal de limpieza cuando fue a limpiarlo usó un químico muy fuerte que tiene amoníaco y generó un olor muy fuerte".

Otra de las imágenes del polvo hallado
Otra de las imágenes del polvo hallado

Lo ocurrido obligó a clausurar el camarín de la visita y decantó en un traslado del plantel de Central rumbo al vestuario que habitualmente utiliza la reserva. "Es una situación irregular. Todavía no se puede acceder al vestuario. Yo recién accedí y estoy mal. No tenemos ni utilería ni nada porque está siendo atendida", había expresado el vicepresidente Ricardo Carloni en ese momento.

El próximo paso para los investigadores será el de dilucidar quién fue el encargado de colocar esa sustancia, algo que ya estaría esclarecido a través de las cámaras de seguridad ubicadas en el estadio. Podría ser acusada de cometer un delito de entorpecimiento de un espectáculo público.

Además, según la información que expresó Maio, las fuerzas de seguridad no pudieron revistar el lugar antes del arribo de la utilería por no contar con la llave.

Seguí leyendo: