Independiente cerró su acción oficial de verano con un triunfo 2-0 sobre Gimnasia de La Plata en el Estadio José María Minella de Mar del Plata en un duelo que aprovechó para utilizar a la mayoría de sus futbolistas titulares.

Era un partido sin demasiada acción hasta que un centro malo de Gastón Silva encontró un despeje de un defensor del "Lobo". La pelota quedó en el aire, Brian Romero le ganó a su marcador de cabeza y Martín Benítez quedó solo para definir ante el arquero.

El "Pocho" Cerutti –una de las figuras– fue el encargado de cerrar el marcador. Una buena presión del juvenil Mauro Molina sobre Kevin Gutiérrez le permitió quitar el balón a Nicolás Domingo, quien jugó para Benítez. El misionero habilitó al ex San Lorenzo, que abrió el pie y definió con calidad para el último grito de la noche.

El "Rojo" ahora deberá enfocarse en la Superliga ya que el próximo domingo recibirá a Talleres de Córdoba en Avellaneda en el partido correspondiente a la 16ª fecha de la Superliga desde las 17:10. Los de Holan tuvieron un primer semestre de temporada irregular y marchan a 13 unidades del líder Racing.

En el "Lobo" la situación es más compleja: están apenas por encima de la zona de descenso y con sólo cuatro triunfos en 15 presentaciones. Su estreno en la segunda parte del torneo será en Tucumán contra Atlético el sábado desde las 19:20.