A pesar de la derrota con Gimnasia en el amistoso de pretemporada que se disputó en Mar del Plata, el clima en Racing es positivo. Puntero de la Superliga con 36 unidades, a 6 de Defensa y Justicia, su perseguidor más inmediato, la Academia se prepara para afrontar el 2019 con el deseo de concretar el título doméstico y dar pelea en la Copa Sudamericana.

Durante los trabajos desarrollados en el predio que la AFA posee en Ezeiza, Eduardo Coudet desafió a Darío Cvitanich en una competencia improvisada de flexiones de brazos. Fiel a su estilo, el Chacho sorprendió al delantero que llegó de Banfield y lo superó a pesar de estar retirado de la práctica profesional y la diferencia de edad.

El ex atacante del Taladro arribó a la Academia con la misión de reemplazar a Gustavo Bou y pelear la titularidad con el Churry Cristaldo. Durante el último semestre, el goleador anotó 5 conquistas con el equipo que dirigía Julio Falcioni y se entusiasma con aportar su experiencia y calidad en la ofensiva junto a Lisandro López.

Durante el año pasado, Cvitanich había dicho públicamente que pagaría una entrada por observar de cerca al ídolo y capitán de Racing, y unos meses más tarde se concretó su incorporación al plantel que lidera Licha.

El próximo sábado, los de Coudet afrontarán su último compromiso amistoso en la ciudad balnearia ante Rosario Central, será el encuentro que utilice el técnico para ultimar los detalles de cara a la reanudación del campeonato, cuando visite a Aldosivi. Indudablemente, en Avellaneda esperan que el retorno a la actividad sea en La Felíz.

Seguí leyendo