Once millones de dólares. Esa fue la cifra récord que River le pagó al San Pablo de Brasil por el pase de Lucas Pratto en enero de este año. Cuando muchos empezaban a dudar de si "El Oso" realmente valía esa suma, el delantero destapó su potencia goleadora y condujo al "Millonario" a la cuarta Copa Libertadores de su historia.

Una de las claves para el crecimiento del ex Vélez fue la confianza que el entrenador Marcelo Gallardo depositó en él. "El Muñeco" lo sostuvo como referencia en el área y lo reafirmó como titular cuando los murmullos comenzaban a escucharse.

Pratto llegó a River en enero de 2018 (EFE)
Pratto llegó a River en enero de 2018 (EFE)

El DT varió su compañía y, finalmente, encontró en Rafael Santos Borré al acompañante perfecto para Pratto. Aunque también probó con Rodrigo Mora e Ignacio Scocco, el colombiano se convirtió en el complemento ideal para potenciar al "Oso".

La pólvora no estaba mojada. De a poco, el atacante hizo gala de su jerarquía en el área y se despachó con una importante cantidad de goles en la Copa Libertadores. De hecho, terminó como el máximo artillero del campeón, con cinco conquistas.

“El Oso” marcó cinco goles en la Copa Libertadores (Reuters)
“El Oso” marcó cinco goles en la Copa Libertadores (Reuters)

"El Oso" marcó en instancias clave: abrió el camino en la goleada por 3-0 en la vuelta ante Racing en los octavos de final y anotó en los dos partidos de la serie decisiva ante Boca.

En River, ya nadie parece dudar del futbolista que inició su carrera en las inferiores del "Xeneize". Pratto ha pagado con goles la enorme inversión que se hizo por su ficha. El crédito está más que abierto y el Mundial de Clubes será una instancia más para refrendar su historia de amor con la red.

SEGUÍ LEYENDO: