"Es una alegría inmensa, estos muchachos son capaces de esto. El cuerpo técnico se lo merecía también", declaró Rodolfo D'Onofrio ante los micrófonos de Fox Sports cuando concluyó la Superfinal entre River y Boca en Madrid. Pero inmediatamente se enfocó en tiempo y espacio para dar un mensaje de paz a los hinchas millonarios.

La dedicatoria especial fue para los 66 mil fanáticos que asistieron al Monumental el día que se postergó el partido por la agresión al micro de Boca: "Por culpa de personas que le hacen mal al fútbol no pudieron ver esto en nuestra cancha. Les mando un abrazo enorme y también les digo que festejen con cuidado. Respeten al contrario. Ganamos, pero la vida sigue".

El presidente de River agregó: "Respetemos ala rival, festejemos y disfrutémoslo pero con un gran respeto al contrario. Si se cruzan en la calle, con respeto, que Buenos Aires sea una fiesta pero con respeto. Demostrémosle al mundo que somos un país divino y demostremos los riverplatenses que tenemos conducta también cuando ganamos".

Y cerró: "La alegría que tengo es inmensa pero también los llamo a la reflexión para que tengan esta actitud. Festejémoslo de la manera que debemos y podemos hacerlo las personas que realmente amamos este juego".

SEGUÍ LEYENDO