EFE/Juan Ignacio Roncoroni
EFE/Juan Ignacio Roncoroni

River llegó a Valdelebas y trabajó de cara al partido correspondiente a la revancha de la Superfinal de la Copa Libertadores. En el predio del Real Madrid, el plantel liderado por Marcelo Gallardo realizó trabajos con pelota a la espera del crucial encuentro que definirá la gloria continental.

Los incidentes en Núñez forman parte de un pasado oscuro que los protagonistas prefieren olvidar. Así lo demostró Franco Armani, quien apeló al humor cuando la prensa local le consultó sobre el inédito partido que se desarrollará en la capital ibérica. "No podemos decir que la pelota pica mal en el Bernabéu", sorprendió el arquero y continuó: "Me hubiera gustado jugar en el Monumental, pero hay que mirar el lado positivo de las cosas. Lo bueno es que se juega, que está la Copa de por medio y que queremos ganarla".

"Lo que pasó, ya está. Estamos mentalizados en el domingo, porque imagino que será un partido cerrado", continuó el ídolo del Millonario, quien será titular una vez más en el arco de la Banda.

Además, el ex Atlético Nacional dio detalles sobre la intimidad del conjunto del Muñeco. "Llegamos bien, estamos descansados porque vinimos en un avión cómodo y tuvimos la tarde para reponernos. Todavía nos quedan días para trabajar y seguramente estaremos bien para el domingo".

Por su parte, Nacho Scocco, de 33 años, volvió a entrenar con disparos al arco y mostró algunos avances en su recuperación del problema muscular en su gemelo derecho, que le impidió ser parte del primer encuentro en la Bombonera.

Seguí leyendo