Franco Armani se convirtió rápidamente en tendencia en las redes sociales de Argentina. El arquero de River cometió dos errores que propiciaron en sendos goles de Gimnasia y Esgrima La Plata, en el juego por las semifinales de la Copa Argentina.

En el primer tanto, el guardameta se sorprendió con un puntazo de Horacio Tijanovich y aunque llegó a manotear, la pelota le quedó servida a Lorenzo Faravelli.

En el segundo gol que recibió hay un mayor mérito de Santiago Silva con un potente cabezazo. Sin embargo, Franco Armani permaneció estático en la línea de gol y luego reaccionó tarde.