La incertidumbre de Gallardo y sus colaboradores ante la posible suspensión (Nicolás Aboaf)
La incertidumbre de Gallardo y sus colaboradores ante la posible suspensión (Nicolás Aboaf)

Una de las voces más esperadas después de la postergación fue la de Marcelo Gallardo, quien estaba suspendido para estar en el banco de suplentes e iba a seguir la acción que jamás comenzó desde una de las tribunas. Desde el instante en el que tomaron pública trascendencia las agresiones contra el micro de Boca, se habló de la postura contemplativa del entrenador riverplatense para con sus adversarios.

"A las 16 transmití mi opinión, no a las 18 o 19. Pero claramente no decidíamos ni los jugadores ni los técnicos. Estaban reunidos los organizadores y los presidentes de los clubes. Nosotros estábamos a la espera sin mucho conocimiento. No era un partido que se viera en condiciones normales de jugar", declaró en Fox Sports.

Más tarde, reflexionó: "Estamos todos en un estado de tristeza porque se esperaba una fiesta del fútbol y terminó siendo un bochorno general, la agresión al micro de Boca y lo que se vivió durante todo el día". En tanto, se refirió al daño físico o psíquico del plantel conducido por Guillermo Barros Schelotto, con quien intercambió diálogo en el césped una vez que se marchó el público, y acotó: "Si el partido no estaba en condiciones normales, no lo quería jugar".

Según reveló, el Muñeco estaba en la concentración viendo lo que sucedía en los alrededores del Monumental por la sanción que así lo disponía. "Empañaron la fiesta del fútbol unos pocos, pero hay que destacar cómo más de 60 mil personas se la bancaron como campeones en el estadio. Es triste", añadió.

"Mañana será otro día y parece que el show debe continuar. Nosotros que somos los protagonistas tenemos que salir a escena sin importar las condiciones en las que estamos. Es lamentable, pero es así", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO