En Núñez está prácticamente todo listo para que se dispute la segunda final de la Libertadores (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
En Núñez está prácticamente todo listo para que se dispute la segunda final de la Libertadores (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

A los fanáticos que sufren por presión alta o son pacientes cardíacos, los médicos les recomendarán no ver el encuentro de mañana entre River y Boca, por la revancha de la final de la Copa Libertadores. Será un partido inédito y, como tal, las condiciones deben estar dadas para que todo transcurra con habitual normalidad, tanto adentro como afuera de la cancha.

Y por eso River preparó un operativo médico sin precedentes en la historia del fútbol argentino. El mismo contará con una amplia cobertura en todos los rincones del estadio Antonio Vespucio Liberti y también en los alrededores.

Estarán implicados ambulancias, médicos y equipos especializados para prevenir emergencias y que no existan sobresaltos que excedan a lo estrictamente deportivo.

El operativo montado comenzará a las 11 de la mañana (6 horas antes de que ruede la pelota) y concluirá cuando se despeje toda la zona del Monumental. Habrá un total de 9 ambulancias de alta complejidad ubicadas en puntos estratégicos; 24 puestos sanitarios con 35 médicos, 17 enfermeros y 45 camilleros a disposición; y 16 desfibriladores externos automáticos.

El estadio de River se prepara para un acontecimiento sin precedentes (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
El estadio de River se prepara para un acontecimiento sin precedentes (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

En total, un grupo de 150 profesionales estarán a cargo de "la cobertura de salud más grande de la historia del fútbol argentino", según detalló Emergencias, la empresa en gestión de salud encargada de la organización.

El Departamento Médico de River Plate trabajó junto a la compañía para diseñar el plan estratégico antes de la Superfinal.

¿Algunos detalles extra? Dos ambulancias se colocarán al costado del campo de juego para atender a los jugadores en caso de ser necesario, otra estará destinada a la platea San Martín. Cuatro unidades se posicionarán dentro del estadio pero fuera del campo de juego y las otras dos estarán a disposición sobre la Avenida Figueroa Alcorta. Además, uno de los vehículos preparados acompañará a la delegación desde la mañana hasta su retiro de la cancha. En principio, cualquier traslado será derivado al Hospital Pirovano.

SEGUÍ LEYENDO