El vicepresidente de Atlanta, Alejandro Korz, criticó el operativo policial diagramado para el encuentro que protagonizaron All Boys y el elenco de Villa Crespo y consideró que los directivos y allegados que estuvieron en el estadio de Floresta no se sintieron "protegidos".

"Creo que hubo una mala lectura del operativo policial, donde no se supo interpretar lo que significa un partido entre dos equipos con rivalidad. En nuestra tribuna no había ni un policía, nunca nos sentimos protegidos", afirmó el dirigente en un diálogo con la agencia NA.

La delegación del Bohemio que estuvo presente en la victoria por 3 a 2 de su institución reflejó a través de las redes sociales el pésimo momento que atravesaron en el sector que le fue designado para observar el clásico.

Mientras los incidentes continuaron en las afueras del estadio Islas Malvinas, los directivos, jugadores y familiares de Atlanta no pudieron retirarse de las tribunas en las que se encontraban.

Con el transcurso del tiempo, desde la cuenta oficial del club, los integrantes de la delegación visitante informaron que se pudieron retirar de las instalaciones luego de haber vivido un momento de incertidumbre e inseguridad.

Los incidentes dejaron un saldo preliminar de 16 policías lesionados, 10 civiles heridos y tres detenidos por "atentado y resistencia a la autoridad", más allá del susto de los vecinos y del plantel del ganador, que recién pudo partir hacia Villa Crespo una hora después del encuentro, subiendo al micro a directivos, allegados y periodistas partidarios para resguardar su seguridad.

Seguí leyendo