(Reuters)
(Reuters)

Luego de que se confirmara el desgarro sufrido el empate por 2-2 en el duelo de ida de la Superfinal de Copa Libertadores, Cristian Pavón se entrenó solo en Casa Amarilla e ilusiona a todo el Mundo Boca con poder llegar al partido de revancha ante River.

El delantero tuvo que ser reemplazado en el duelo de la Bombonera a los 27 minutos del primer tiempo por una molestia en el isquiotibial izquierdo. Los estudios posteriores confirmaron el grado de la lesión. 

Esta mañana en el complejo Pedro Pompilio, Kichan renunció al día libre otorgado por el cuerpo técnico al plantel. Allí realizó movimientos y trabajos junto con los kinesiólogos. Desde el entorno Xeneize aseguran que la evolución del jugador de 22 años es buena y será evaluado en los próximos días.

Claro que, si bien el grado de la lesión no fue aclarado, se estima que el tiempo de recuperación demanda como mínimo dos semanas. Y ese período recién se cumplirá el domingo 25, un día después de la final.

Es por eso que Guillermo Barros Schelotto no se ilusiona y ya tiene en mente otro equipo con respecto al que paró hace una semana en su cancha. Las dudas son si Ramón Ábila y Darío Benedetto jugarán desde el inicio juntos, dupla que le dio resultado en el cotejo de ida, o si en irá Carlos Tevez de titular. Tampoco se descarta el ingreso de Mauro Zárate o la inclusión de Fernando Gago o Edwin Cardona para poblar la mitad de la cancha.

El partido definitorio será este sábado 24 en el Monumental de Núñez desde las 17.

Seguí leyendo: