Un ejemplo más del poder de las redes sociales que, puestas al servicio de un sueño, pueden obrar inolvidables historias de vida: algunos meses atrás se viralizó un video en el que Manuel Oppenheimer, un niño de 9 años que a los 18 meses perdió las dos piernas y una mano producto de una enfermedad, realizaba ejercicios completamente vestido con el uniforme del Atlético Madrid. La secuencia cruzó las frontera y conmovió a Antoine Griezmann, quien rápidamente invitó a Manu a presenciar un partido del equipo Colchonero. El resultado: una conmovedora experiencia.

(Alberto Molina)
(Alberto Molina)

Manu tenía previsto presenciar el partido que el Atlético Madrid le ganó por 3 a 2 al Athletic de Bilbao el pasado sábado pero tanto Griezmann como el club le tenían preparado una recepción que incluyó la visita del delantero francés al joven en su cuarto de hotel y un paseo por la institución en la que conoció mucho de la cotidianidad de uno de los clubes más importantes del mundo.

(Alberto Molina)
(Alberto Molina)

Todo comenzó en Buenos Aires, cuando la mamá de Manuel Oppenheimer le mostró un video en el que el propio Griezmann le anunciaba la invitación: "Hola Manu, soy Antoine. La verdad que me ha gustado mucho tu video, me ha emocionado mucho, a mí y a toda la gente, creo que es un ejemplo para todos, te mando un abrazo fuerte, ánimo y que sepas que aquí te estamos esperando para ver un partido y ver a todos. Un abrazo fuerte".

(Alberto Molina)
(Alberto Molina)

Allí nada más la emoción del niño fue notable. "¿No te vas a poner a llorar no?", le dicen a Manu, quien rápidamente emprendió rumbo a su sueño junto a su familia. A su llegada a Madrid, el joven hizo su presentación: "Hola, soy Manu, vengo de Argentina, tengo 9 años, soy del Atlético Madrid y vine hasta acá para ver un partido del equipo", dijo ante las cámaras del club. "¿Quién es tu ídolo?", le consultaron y respondió sin dudar: "Griezmann".

(Alberto Molina)
(Alberto Molina)

El tour de Manu incluyó paseos por la ciudad, por el club, el mismísimo campo de juego. Vibró con el triunfo ante el equipo vasco y fue saludado por todo el plantel Colchonero luego de la victoria. Uno de los líderes de la delegación, el técnico Diego Simeone, le agradeció por la visita y porque fue una especie de talismán: "Nos trajiste suerte", le dijo el Cholo y le firmó la camiseta que Griezmann le había regalado con la frase: "Para mi amigo Manu".

(Alberto Molina)
(Alberto Molina)

La jornada en la que el sueño de Manu se cumplió finalizó con un mensaje del propio joven argentino desde el centro del campo de juego del Wanda Metropolitano: "Les recomiendo mucho venir a ver este estadio y ser de este equipo porque es muy lindo y te apasiona porque vos sentís los partidos en un estadio tan lindo como este y encima con tanto respeto a los jugadores. Es muy lindo".

(Alberto Molina)
(Alberto Molina)

SEGUÍ LEYENDO EN INFOBAE DEPORTES