(AFP)
(AFP)

"Wanchope" Ábila o Darío Benedetto. Esa parece ser la cuestión. ¿Y por qué no los dos?

Boca Juniors aún está en proceso de pruebas. Sin embargo, Guillermo Barros Schelotto sorprendió en un ejercicio durante el último entrenamiento. En un trabajo de defensa contra ataque, en el tridente ofensivo terminaron actuando Cristian Pavón, Ábila y Benedetto. Sí, la figura del Xeneize hasta el Mundial y sus dos artilleros. Entre los tres suman 79 goles con la camiseta azul y oro. ¿Cómo no se van a ilusionar sus hinchas?

La tarea había comenzado con Sebastián Villa acompañando a Kichan y al ex Huracán. Luego, el director técnico optó por el ingreso del Pipa por el colombiano para evaluar el entendimiento entre los N° 9. Y los movimientos habrían resultado interesantes, por lo que, como mínimo, resulta una variante válida, ya sea desde el comienzo de la primera definición, pautada para el sábado desde las 17 en la Bombonera, o cuando Boca lo necesite.

Ábila hoy luce como el ariete titular y marcó el primer gol en el 2-2 ante Palmeiras en San Pablo que le otorgó el boleto para la final a su equipo. Benedetto viene recuperando ritmo tras la lesión que lo tuvo varios meses fuera de acción y, en la serie frente al Verdao, se apuntó tres gritos decisivos. Wanchope lleva 12 tantos en la ribera. El Pipa, 28. Y Pavón, 29. Un tridente de temer para las huestes de Marcelo Gallardo.

Agustín Rossi; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Nahitan Nández, Wilmar Barrios y Pablo Pérez conformarían la defensa y el mediocampo en el Superclásico. Arriba, a Guillermo le sobra poder de fuego.

SEGUÍ LEYENDO: