Los ánimos estaban caldeados en el estadio del Vasco da Gama, donde el dueño de casa perdía 1-0 con el Inter de Porto Alegre de los argentinos Andrés D'Alessandro y Víctor Cuesta (titulares). Y en tiempo de descuento, el árbitro sancionó penal para el conjunto carioca.

El encargado de ejecutarlo fue Maximiliano López, que antes de mandar la pelota al fondo de la red ya tenía pensado a quién le iba a dedicar la conquista. Después de anotar el 1-1 que sería definitivo, el ex delantero de River y el Barcelona corrió hasta la posición del uruguayo Jonathan Alvez, al que insultó cara a cara y le asestó una cachetada.

A la pasada, mientras regresaba a su campo, Maxi agredió al adversario con el que ya había tenido encontronazos anteriormente en el partido. Los Colorados terminaron con un hombre menos por la roja a Edenilson sobre el final.

El Vasco de Maxi suma 35 puntos sobre 31 partidos jugados en el Brasileirao: está a una unidad de la clasificación a la Sudamericana pero también a dos de la zona de descenso. Al Inter se le escaparon dos puntos vitales que lo hubieran dejado a dos del líder Palmeiras.

SEGUÍ LEYENDO