El edificio de la AFA, en la calle Viamonte (foto Télam)
El edificio de la AFA, en la calle Viamonte (foto Télam)

La irrupción formal de las Sociedades Anónimas Deportivas en los clubes del fútbol argentino volvió a postergarse: en la reunión de Comité Ejecutivo desarrollada esta tarde en la sede de la AFA el texto para su tratamiento no fue incluido en el orden del día de la Asamblea del próximo 29 de noviembre, por lo que, de debatirse, quedará para un próximo cónclave de representantes, si es que el gobierno nacional, su principal impulsor, vuelve a intentar su aprobación.

La semana pasada, la sensibilidad del tema obligó a la postergación de la Asamblea en la que la dirigencia buscará aprobar el balance de la Asociación del Fútbol Argentino: se iba a desarrollar el 22 de noviembre y se mudó para el 29. Sin embargo, las voces públicas en contra del proyecto de las SAD y en defensa de la figura de la asociación civil sin fines de lucro generó que el impulso quedara en pausa.

River, a través de su Asamblea de Representantes, rechazó "en forma unánime y por aclamación, la figura jurídica de sociedades anónimas en el fútbol argentino". Independiente siguió el mismo camino. Matías Lammens, titular de San Lorenzo, también se había pronunciado en contra y hasta Marcelo Tinelli, en su cuenta de Twitter, había reclamado que la votación, en caso de realizarse, fuera "a mano alzada" y no a través del voto secreto, porque "los socios deben saber qué votan sus representantes".

A su vez, también existían instituciones que estaban a favor del ingreso de capitales privados en la conducción de los clubes, como Talleres de Córdoba. Pero la falta de acuerdo llevó a que la posibilidad de modificar el estatuto de la AFA para abrirle la puerta a las SAD quedara para más adelante. Hay fuentes que podría debatirse en una Asamblea en diciembre o enero. Desde la oposición al proyecto, advierten que "se puede tratar, como muchas otras cuestiones, pero es difícil que pueda ser aprobado".

En el medio hay una cuestión que genera preocupación en los clubes: el famoso "decreto 12/12", que establece un régimen especial de aportes de los futbolistas, y contribuciones patronales de los clubes al Estado. Creado en 2003 durante el gobierno de Eduardo Duhalde, su derogación podría complicar la economía de las instituciones deportivas. Y su sostenimiento estaba en la mesa de negociaciones a cambio del tratamiento de las SAD, que siguen en el banco de suplentes.

SEGUÍ LEYENDO: