No es la primera vez que Mauricio Macri se involucra con los deportistas olímpicos que afrontan sus desafíos en busca de medallas. Como ya lo había hecho en Río de Janeiro, cuando el jefe de Estado visitó a los protagonistas en el país vecino, durante el mediodía del viernes arribó a Villa Soldati para compartir un almuerzo con los atletas que participan en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.

En una extensa mesa, el Presidente habló con varios medallistas, entre los que se destacan Sol Ordas (oro en remo), Iñaki Mazza Iriartes (oro en BMX) y Facuno Firmapaz (bronce en tiro deportivo).

Acompañado de su hija Antonia, Macri también saludó a los voluntarios y trabajadores de la logística que se desempeñan en el día a día para que los deportistas tengan sus comodidades de cara a la competencia.

Como si se tratara de un participante más, el Presidente hizo la fila como el resto de los presentes, tomó una bandeja y eligió pollo para almorzar. Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno Porteño, también formó parte de la delegación que visitó a los adolescentes, quienes les contaron sus experiencias y se sacaron varias selfies.

Antes de retirarse, Macri también confirmó que Diógenes de Urquiza será el nuevo secretario de Deportes, ya que Carlos Mac Allister dedicará su tiempo a la candidatura que impondrá como gobernador de La Pampa.

Según trascendió en los pasillos de la Villa Olímpica, los atletas hablaron de sus necesidades y demostraron su satisfacción por las cómodas instalaciones donde se albergarán hasta el 19 de octubre, un día después de la finalización del evento internacional.

Seguí leyendo