El momento del ingreso de Messi al campo: no alcanzó con su presencia para ganar (REUTERS/Albert Gea)
El momento del ingreso de Messi al campo: no alcanzó con su presencia para ganar (REUTERS/Albert Gea)

La preocupación crece en el Barcelona ante la falta de resultados positivos: empató 1-1 con el Athletico Bilbao en el Camp Nou y lleva tres cotejos sin triunfos en la liga española.

Después de igualar con el Girona en casa y perder con el Leganés de visitante, el equipo de Ernesto Valverde dio otra pálida imagen en la primera parte del encuentro con los vascos, que se fueron en ventaja al entretiempo por el tanto de De Marcos.

Los conducidos por Eduardo Berizzo, que venían de perder 3-0 en el País Vasco con Villarreal, hicieron un buen papel en suelo catalán hasta el ingresó de Lionel Messi, a los 10 minutos del complemento (por Arturo Vidal).

El argentino aportó el volumen de juego que necesitaba el dueño de casa y la profundidad y vértigo que habitualmente exhibe. De su mano, el Barça comenzó a generar peligro: Philippe Coutinho estrelló un tiro en el travesaño y la Pulga otro en el palo.

A falta de poco para el final, Messi recuperó un balón largo de Luis Suárez, intentó él mismo con un remate en primera instancia, recuperó el rebote y le sirvió el empate a Munir. En los segundos finales, Ivan Rakitic fue asistido por el argentino pero dilapidó la victoria.

Este punto deja en una posición expectante a los catalanes (14 unidades), ya que más tarde se enfrentarán Real Madrid (13) y Atlético (11) en el clásico.

Vale la pena remarcar que Valverde apostó al recambio y sentó en el banco a Messi por el compromiso de Champions del próximo miércoles frente al Tottenham en Inglaterra.

Estadio: Camp Nou

SEGUÍ LEYENDO