Luis Rodríguez fue la figura de Atlético Tucumán. Sí, una vez más. Tres goles contra Tigre le pusieron nuevamente el mote de estrella del "Decano". Hizo goles de todo tipo: por picardía, de penal y también sacó a relucir toda su calidad.

Fue el tercero de su conteo el que se destacó sobre el resto. A los 12 minutos del complemento, tras el penal errado por "Viruta" Vera que pudo haber significado el descuento visitante, el líder tucumano aprovechó un hueco en la defensa rival.

Guillermo Acosta vio con claridad al "Pulga", que estaba detrás de mitad de cancha preparado para picar sin quedar en posición fuera de juego. Rodríguez controló detrás de los defensores y arrancó a toda velocidad.

Tras cruzar la línea del área grande, miró a Augusto Batalla y sacó un remate de zurda –su pierna inhábil– para decretar el tercero con una verdadera delicia futbolística de emboquillada.

Fueron los primeros tres gritos del atacante de 33 años en el torneo que actualmente lidera el "Decano" con 11 puntos.

Seguí leyendo: