Vamos a arrancar por el infierno. Tres equipos grandes: Boca, River, Independiente. Sin goles. River hace tres partidos que no mete goles y si le sumamos el de la Libertadores son cuatro. Preocupante, más allá de que Gallardo diga que juega bien y llega.

Independiente juega sin furia el campeonato, como que no le interesara. Tiene un punto cuando el puntero tiene 9. Y nos quedamos un rato con Boca. Fue inentendible el equipo que puso Guillermo, cuidando para el jueves cuando ganó el partido de ida 2-0. No tiene que revertir el resultado por El cielo y el infierno de Copa Libertadores. ¿Por qué puso un equipo tan emparchado? Porque se le escapan los líderes y, cuando te querés acordar, es tarde, eh.

Y obviamente hay que hablar del caso Tevez. ¿Qué pasó con Tevez en Barcelona? Vienen a Buenos Aires, no juega con Estudiantes, el equipo pierde 2-0 y no entra Tevez. Dijimos: 'juega contra Huracán'. Ni juega, ni va al banco ni se concentra. Acá hay un problema. No sé si viaja a Paraguay. Si viaja es porque Angelici le pide a Guillermo: "Ponémelo". Que un jugador que es el símbolo, no juegue en ningún lado, es extraño.

Vamos a ver cómo termina la novela Boca. El día sábado, previo al partido con Huracán, hubo una charla entre los Schelotto, Pablo Pérez como capitán y Tevez, en donde se dijeron cosas algunos dicen subidas de tono. Yo no sé si Tevez si viaja a Paraguay. Si es parte de la lista es porque el presidente dice: "Bajemos las aguas".

En el cielo, las "Academias". Rosario Central ganó como local, es un equipo utilitario, no brilla, pero cuando pasa a ganar 1-0 justifica el resultado. Es el único con puntaje ideal. No hizo grandes erogaciones en el mercado de pases. Y justamente el domingo juega con Racing, puntero y escolta. El equipo de Coudet fue el mejor de la fecha, dio una cátedra de fútbol en Paraná y con algunos jugadores suplentes.

SEGUÍ LEYENDO: