Lionel Messi hizo bien en tomarse un tiempo sin jugar en la Selección
Lionel Messi hizo bien en tomarse un tiempo sin jugar en la Selección

Está muy bien que se tome un tiempo sin jugar para la Selección Nacional. Y además, ¿cómo no entender su decisión después del espanto que fue todo lo de la AFA en Rusia?

¿Jugar en la Selección de quién?, ¿en la de una AFA presidida por Claudio Tapia, quien intentó hacernos creer que Sampaoli era el mejor técnico del Mundo y terminó expulsándolo denigrantemente?.

¿En la AFA comandada por quién se autoproclamó como "un contribuyente de la paz mundial" al cancelar un partido amistoso previo al Mundial que la Selección debía disputar en Israel?

¿En la AFA que hizo abrir tres veces la agenda del Vaticano tras pedir una Audiencia con el Santo Padre y nunca asistió ni respondió?

•  ¿En la AFA presidida por el potencial seductor de Guardiola que convirtió su loca fantasía por contratarlo como director técnico de la Selección Nacional en el mayor ridículo que recuerde la historia de la institución tras ser desmentido enojosamente por el propio Pep?

Tapia mintió con la iontención de contratar a Guardiola como DT y el propio Pep lo negó enojosamente
Tapia mintió con la iontención de contratar a Guardiola como DT y el propio Pep lo negó enojosamente

¿En la AFA del futuro jet set con potenciales emprendimientos inmobiliarios en Marbella mientras aquí todavía no están todas las colchonetas que amortiguen caídas y golpes en las modestas canchas del ascenso?

¿Ser el capitán de una Selección Nacional que pertenece a una entidad políticamente dividida e irreconciliablemente enfrentada?; ¿una AFA con el doble comando de sus estamentos naturales en colisión con los de la Superliga bajo el poder de un Gobierno que los limita y controla?

¿Una AFA descendida al 11° puesto del ranking de la FIFA después de haberse sostenido por más de dos décadas en el "top five" por la exclusiva impericia de unos dirigentes ineficientes, aplaudidores de la mediocridad para quienes una foto con el ídolo vale más que una decisión eficiente?. Y ni hablar de lucir un buzo o un pantaloncito oficial de la Selección al ritmo de una rueda de mate.

¿En que Selección Nacional aspiraban a que siguiera jugando Messi?, ¿en la que dirige un entusiasta debutante a quien jamás nadie antes le había confiado un equipo de la categoría que fuere como Lionel Sebastian Scaloni?

Este emblema, éste jugador de época, éste numero uno del mundo que fuera dirigido en las selecciones nacionales por José Pekerman, Francisco Pancho Ferraro, Alfio Basile, Diego Armando Maradona, Sergio Batista, Alejandro Sabella, Gerardo Martino, Edgardo Bauza y -lamentablemente- Jorge Sampaoli, ¿ponerse a las ordenes de quién?, ¿de un diletante?, ¿de alguien llevado por Sampaoli como ayudante que vio, escuchó, participó y, sin embargo, se quedó después del colapso relacional vivido por el plantel tanto en Barcelona cuanto en Rusia?

Designar transitoriamente a Scaloni antes de conocerse la voluntad de Messi resultó irrespetuoso. A Lionel lo dirigeron en el Barcelona Radomic Antic, Frank Rejkard, Pep Guardiola, Tito Vilanoba, Gerardo Martino, Luis Enrique y Ernesto Valverde. Sume ahora los nombres de quienes lo condujeron a la Selección Nacional durante los últimos trece años y pregúntese si es admisible que alguien en la AFA haya designado a Scaloni antes de saber sobre la decisión de Lionel.

La Selección no cuenta con ningún proyecto ni planeamiento  (Foto: Getty Images)
La Selección no cuenta con ningún proyecto ni planeamiento  (Foto: Getty Images)

Muy bien Messi, no tiene sentido seguir dándole magia y prestigio a una Selección que provocará la inminente fractura de la AFA cuando se entrometan empresarios y dirigentes influyentes y se produzca el choque de los intereses por el control del equipo nacional. Quien designe al cuerpo técnico tendrá a la Selección bajo su mando. Y esto generará graves enfrentamientos entre dos grupos: el del poder real y el del poder de la Asamblea. Tapia cree que en octubre sostendrá el apoyo asambleario a pesar de no haberle cumplido al Nacional B al asegurarles en una multitudinaria reunión que no habría descensos. Sin embargo, los habrá por una "orden superior" que proviene del mismo sector que no quiere que Tapia maneje a la Selección Nacional. Se trata del mismo poder desde donde se articulará el abordaje a las Sociedades Anonimas Deportivas (SAD) y que anticipan una enorme controversia en lo mas profundo de la AFA.

Muy bien Messi entonces, ¿seguir jugando en una Selección Nacional sin apoyo ni proyecto ni planeamiento y que siquiera tendrá a los nuevos jóvenes jugadores convocados cuando los compromisos internacionales de sus clubes los requieran?

Messi ahora merece disfrutar en paz la bendición de su inigualable talento. Y hacer cierto aquello que dijo micrófono en mano antes del encuentro frente a Boca en el Camp Nou: "Nos quedamos con la espina de la Champions, más que nada por cómo fue la eliminación. Así que les prometemos que este año haremos lo posible para volver a conseguirla". Y a ello se dedicará pues mientras estuvo en la Selección debió dividir sus prioridades y siempre la Selección Argentina estuvo por encima del Barcelona, sobre todo en años de competencia.

Nadie pudo ser más generoso y solidario con la Selección Argentina que él. Así lo sintió desde el momento en que su principal sueño se hacía realidad.

Angel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Futbol, había llevado a cabo muchas reuniones para persuadir a la joven estrella del Barcelona que la selección de España sería su lugar soñado.

Messi escogió Argentina pese a que el presidente de la Federación español de fútbol lo persuadió de jugar en la selección de España(Getty)
Messi escogió Argentina pese a que el presidente de la Federación español de fútbol lo persuadió de jugar en la selección de España(Getty)

No obstante y en cumplimiento de principios éticos y afectuosos – que por entonces los hombres honraban- Villar se lo comentó a Julio Grondona de quien era verdadero amigo. La historia íntima tuvo alucinantes matices pero el cierre fue que la decisión final siempre estaría bajo la voluntad del jugador. Y el jugador con el irrestricto apoyo de su familia dijo Argentina. Después la historia conocida del amistoso contra Paraguay en un tiempo record de organización para que Lionel Messi quedara registrado en la FIFA como "jugador internacional de la Argentina".

A partir de ésta decisión todo cuanto hizo Messi fue dignificar tal condición en todos los actos de su carrera profesional. Sintió orgullo al ser designado capitán y cumplió estrictamente tal responsabilidad.

Recuerdo que un dia de junio de 2013 el plantel se reencontraba en Ezeiza para llevar a cabo dos partidos por Eliminatorias para el Mundial de 2014 en Brasil: Colombia en River, el 7 de junio – última aparición de Julio Grondona en un campo de juego pues habría de entregarle una medalla ya que el Circulo de Periodistas Deportivos no le había adjudicado el Olimpia de Oro- y Ecuador en Quito cuatro días después.

Messi había producido un hecho fenomenal en Barcelona, no recuerdo bien de que se trató, pero algún gol o premio o acaso un triunfo importantísimo. La cuestión es que cerca de un centenar de periodistas, fotógrafos, camarógrafos y productores de todo tipo de programas habían colmado el predio con la intención de ver al "monstruo".

Él había llegado en la madrugada en un vuelo de línea desde Barcelona. Era muy temprano. Le dio tiempo para acomodarse, desayunar y entrenar. Los requerimientos de la prensa ejercían una presión devastadora: "queremos preguntarle a Lío, queremos hablar con Messi, queremos charlar con él". Era lógico. Pero, ¿cómo proponerle a "mano alzada" improvisar una conferencia de prensa?

Fue Andres "Coco" Ventura, el Jefe de Prensa de la Selección Nacional, quien se lo planteó en la mitad del campo :

– Lio, quieren verte, hablar, fotografiarte, preguntarte,¿ no harías un esfuerzo?

– Bueno si dale organizalo, pero yo debo almorzar con mis compañeros a la hora programada. O sea van a tener que esperar que me masajee, me bañe, almuerce y después los atiendo en la Sala de Conferencias.

Casi dos horas después todos seguían esperando y Messi no bajaba desde el comedor de Ezeiza. El resto de sus compañeros ya se habían retirado. Quedarían un par. Los nervios nos perforaban. La prensa esperaba desde la mañana, mas de veinte jugadores camino a sus casas en sus autos por la Ricchieri, la sala de prensa sin un mínimo espacio y Messi arriba.

De repente bajan Mascherano y Chiquito Romero. Y tras ellos por la escalera posterior se encamina Messi hacia la multitudinaria cita.

– Lio, nos vuelve el alma al cuerpo.- le dijo el Coco Ventura- ¿ que pasó que te demoraste tanto?.

– Soy el capitán del equipo, debo ser el primero en sentarme a la mesa y el último en levantarme.

Messi siempre se mostró responsable de sus obligaciones, cumplió con todos dentro y fuera del campo  (AFP PHOTO)
Messi siempre se mostró responsable de sus obligaciones, cumplió con todos dentro y fuera del campo  (AFP PHOTO)

Este sentido responsable de sus obligaciones no lo tuvo solo para las anécdotas formales. Messi siempre cumplió con todos. Lo hizo dentro y fuera del campo. Y en la mayoría de los casos su generosidad asombró a sus propios compañeros.

Fue alrededor del 2008 cuando su presencia permitió algunas adendas en los contratos de diversa índole. La AFA comenzó a incrementar sus recursos aún en convenios firmados con antelación. La presencia de Messi en encuentros amistosos fue subiendo la cotización de la Selección Argentina. En ese año fueron 200.000 dólares, en el 2009 se alcanzaron los 350.000, después se saltó a 400.000 y hasta en algunos casos, los últimos, se superaron los 500.000 de plus por la presencia de Messi en el campo de juego en partidos amistosos. Son aquellos que se realizan en lo que se conoce como "fecha FIFA".

Lionel jugó 32 de esos partidos desde el 2008 hasta comienzos de este año. Un calculo sin precisión pero aproximado nos permite promediar en 300.000 dólares de "royalty" cada uno de estos encuentros. Y eso importarían 9 millones de dolares que generó exclusivamente la participación de Messi. Jamás tocó un centavo para él: ese dinero fue distribuido entre todos los que compusieron cada una de esas delegaciones; jugadores, cuerpo médico, kinesiologos, asistentes, utileros y hasta empleados administrativos de la AFA . Esa fue su decisión y así se hizo.

Nunca fue cierto que Messi hiciera prevalecer su opinión. A contrario sensu fueron los conductores quienes consultaban con Messi sobre algunas situaciones (y algunos como Sampáoli se pusieron bajo su amparo y protección para quedar a cubierto. Objetivo que en tal situación no fue conseguido). Y esto resulta tan comprensible como legítimo toda vez que ningún gran director de orquesta dejaría de consensuar con su primer violín los pasajes finos de sus armoniosas partituras.

La Selección simepre te estará esperando Lio… (AFP PHOTO)
La Selección simepre te estará esperando Lio… (AFP PHOTO)

En trece años Messi tuvo alrededor de 236 compañeros desde la era Pekerman (2006) hasta la de Sampaoli (2018) con las altas y bajas de las diversas convocatorias. No se conoce ninguna controversia con ninguno de ellos. O sea que su nivel de convivencia ha sido el de alguien tolerante y paciente que por tratarse de una estrella de tal dimensión adquiere una mayor significación. Pero no es todo. En esta etapa que Lionel interrumpe ahora, la AFA tuvo tres presidentes (Julio Grondona, Luis Segura y Claudio Tapia) y un interventor (Armando Pérez). Nunca generó ningún problema. Más aún viajó especialmente desde Barcelona para despedir los restos de Julio Grondona. Y en las Comisiones de Selecciones Nacionales pasaron muchos dirigentes en diferentes momentos, desde el fallecido Daniel Pellegrino (2012) que actuaba como coordinador pasando entre otros por Julio Alegre (fallecido ex presidente de Estudiantes de La Plata), Germán Lerche (Colón de Santa Fé), Luis Segura (Argentinos Juniors), Juan Carlos Crespi (Boca Juniors), Mario Contreras (Godoy Cruz de Mendoza). También fueron acompañantes Hugo Toschi (Deportivo Moron), Enrique Merellas (El Porvenir), Noray Nakis (Armenio), Javier Marin (Acasusso) y Claudio Tapia desde la Copa América del 2015 en los Estados Unidos. Más aún, el propio Marcelo Tinelli estuvo muy poco tiempo al frente de esta Comisión de Selecciones Nacionales durante la intervención y renunció después de la asunción de Claudio Tapia, casi en simultaneo con la rescisión del contrato de Edgardo Bauza.

Estas personas y un centenar de empleados también disfrutaron del Messi persona, pues cada uno de ellos solo recibió apoyo y solidaridad.

Volverá a ponerse la camiseta de la Selección Argentina un día que será largamente esperado.

Será una tarde en que personas serias y confiables le den respaldo a los nuevos sueños de una selección que querrá volver a la dicha pasada.

Él, cual mágico arlequín, perdonará las criticas despiadadas de frustraciones proyectadas y lo intentará otra vez.

Y cuando reaparezca sus lagrimas serán una huella del pasado, regresaran sueños que acompañaremos y desde un espacio sin tiempo renacerá la ilusión.

La Selección siempre te estará esperando Lio…