Sucedió a los 30 minutos de la primera etapa. Jonathan Ramis, delantero de Vélez, adelantó el balón y encaró cerca del área, con campo abierto. Al mismo tiempo, Gabriel Arias, arquero de Racing, salió a pura potencia para eliminar el peligro. El resultado fue un choque impactante, que derivó en el vuelo de ambos y en la lesión del uruguayo, quien debió abandonar el campo de juego.

Ramis fue al piso, derrapando, para llegar primero a la pelota. Arias también fue temerario y terminó aplicándole un topetazo a Ramis con todo el cuerpo. El choque resultó espectacular y preocupante. Enseguida, con los dos protagonistas tendidos en el césped, los jugadores de Vélez comenzaron a pedir con vehemencia la atención médica para su compañero.

Enseguida ingresó el carrito y Ramis fue retirado: Gabriel Heinze decidió reemplazarlo por Gastón Mainero, ex atacante de Instituto. Lo curioso: Nicolás Lamolina terminó amonestando a Ramis por la acción.

SEGUÍ LEYENDO: