Matías, junto a sus hijas Brisa y Guadalupe, y su hermano Patricio
Matías, junto a sus hijas Brisa y Guadalupe, y su hermano Patricio

Más de algún desprevenido se habrá confundido la voz de un personaje de la realidad con la de Patricio Muzzio. El imitador que se hizo famoso por emular los tonos del Papa Francisco, Maradona y Macri, entre decenas de personalidades, es reconocido sobre todo por copiar a protagonistas del mundo del deporte. Y hasta ahora, estaban ocultas las habilidades de su hermano Matías, peleador de Muay Thai que representará a Argentina en el Mundial.

La cita será en Cancún (México) del 10 al 19 de mayo y el equipo nacional contará con nueve luchadores más el entrenador que comandará al contingente.

Argentina contará con 9 representantes de muay thai en Cancún, desde el 10 al 19 de mayo (Facebook/LoboTeam.KB)
Argentina contará con 9 representantes de muay thai en Cancún, desde el 10 al 19 de mayo (Facebook/LoboTeam.KB)

Claro que sin el apoyo gubernamental en una disciplina que recién está tomando fuerza en nuestro territorio, a los deportistas se les hace complicado juntar el dinero por sus propios medios para competir en la cita mundialista. Por eso, se las ingenian como pueden para reunir el monto suficiente y así cubrir los gastos del pasaje y el hotel.

Matías Muzzio da clases de boxeo, kickboxing y muay thay en el club Leña y Leña (Rondeau 1793) de Rosario. Allí se concentran desde chicos de 6 años hasta adultos de más de 60. "El 80 por ciento de la gente que viene es por el entrenamiento recreativo. Vienen a bajar de peso y sacarse el estrés… Hay muchos que me confesaron que dejaron el psicólogo desde que empezaron a venir acá", le cuenta a Infobae.

Matías Muzzio sueña con poner a Argentina bien alto en el Mundial de México (Facebook/LoboTeam.KB)
Matías Muzzio sueña con poner a Argentina bien alto en el Mundial de México (Facebook/LoboTeam.KB)

Es el líder de Lobo Team (con ese nombre se encuentra a su equipo en la página de Facebook) e intenta transmitir toda su experiencia a los peleadores que están formándose bajo su tutela. El categoría medio pesado (hasta 86 kg) fue campeón puños de oro de boxeo (2003), campeón sudamericano IFMA en Paraguay (2013), finalista -en una pelea sin decisión- en Perú (2014), bicampeón argentino de kickboxing (2011/2014) y bicampeón sudamericano de K1 (2015/2016).

El sueño del Lobo en el Mundial de Cancún no tiene techo. Pero para competir con representantes de más de 90 países en un evento que reunirá a más de 1000 atletas necesita las últimas monedas.

A través de cenas con alumnos, familiares y amigos, más una ayuda del gobierno de su ciudad fue llenando su alcancía. Su hermano también aportó en la causa: realizó un show para atraer a más público y así generó más recursos para que él consiguiera se acercara a su objetivo.

“Pato” se subió al escenario y colaboró con la causa de su hermano
“Pato” se subió al escenario y colaboró con la causa de su hermano

"Para mí el Mundial ya lo ganó. Por el hecho de ser convocado y representar a la selección en una disciplina tan difícil en la que competís con asiáticos que la tienen como deporte predilecto y europeos con otra preparación y apoyo económico, ya cumplió", dice Pato, que revela que mantienen una relación muy estrecha más allá de la distancia entre Rosario y Buenos Aires.

De todas formas, advierte que la autoexigencia de Matías lo puede llevar muy lejos: "Habrá resultados y ganará uno solo, pero conociendo lo profesional que es, confío mucho en él".

A una semana del inicio del Mundial, el grupo argentino integrado por Lola Ruso (57 kg), Nahuel Didier (63,5 kg), Facundo Bogossian (67 kg), Patricio Pomarino (67 kg), Alan Cinquina (71 kg), Mariano Herrera (75 kg), Martín Ibarra (81 kg), Matías Muzzio (86 kg), Lucas Alsina (91 kg) y Miguel Carpinacci (entrenador) está casi listo para dar batalla.

SEGUÍ LEYENDO