Ni Lionel Messi ni Cristiano Ronaldo, dos prodigios, se animaron a tanto. El autor del gol del fin de semana (y del año, si el premio Puskas que otorga la FIFA incluyera conquistas amateurs) se llama Elián Ariel Muñoz, tiene 17 años y es parte del Selectivo de Vélez Sarsfield. Por la Quinta División, en el 5-0 ante Colón, por la fecha 5 de la Etapa clasificatoria del torneo de Inferiores de la Superliga, edificó una obra de arte que se hizo rápidamente viral.

Caño en el inicio de la acción, sobre la mitad de campo, gambeta en velocidad con la que limpió a cuatro adversarios, pero, al mismo tiempo, con la que se fue abriendo, complicando sus chances de remate. Sin embargo, de rabona, dibujó un globo para firmar un impactante gol que se transformó en furor en las redes sociales.

"Recibo un pase de mitad de cancha. Me sale el cinco, engancho para adentro y voy. Me salen los centrales, los saco y me voy levemente para el costado. Lo paso al tres y, cuando vi al arquero adelantado, le pegué de rabona. No me quedaba otra. Fue al arco", explicó su joya.

Elián, o Ariel, su segundo nombre y como le gusta que lo llamen, fue parte de la Selección Sub 17. El Chino está en El Fortín desde los 7 años y ganó continuidad cuando Benjamín Garré se marchó al Manchester City.

El autor del golazo es papá de una beba, Ámbar Isabel, y juega como mediocampista ofensivo. "Me dicen que tengo un estilo de juego elegante. Me faltaría mayor agresividad en los metros finales, soy más de juego pausado, de toque y utilizar la visión de juego", se autodefinió en una entrevista que le brindó al sitio oficial de su club.

Esa agresividad que le demandaban los cuerpos técnicos la evidenció toda en una jugada que contó con la complicidad de la cámara para que fuera su mejor carta de presentación. Los hinchas de Vélez, por lo pronto, ya se frotan las manos.

SEGUÍ LEYENDO: