La inesperada caída contra Roma en los cuartos de final de la Champions League plantó una serie de rumores con los cortocircuitos como protagonistas principales en Barcelona. Las versiones más fuertes indicaban que Lionel Messi le había reprochado al entrenador Ernesto Valverde las decisiones tácticas en ese partido.

Según los medios españoles, Leo mostró toda su furia puertas adentro por el estilo de juego que presentó el Blaugrana en el Olímpico de Roma y la determinación de no realizar variantes hasta los 80 minutos.

El técnico se sentó ante los periodistas en las últimas horas para encabezar la habitual conferencia de prensa y fue contundente a la hora de recibir una consulta emparentada a esta teórica discusión con el 10.

"No tengo nada que decir de eso, más que nada porque no hubo nada. Pero como ahora hay barra libre, se puede decir cualquier cosa", advirtió el técnico que se hizo cargo del equipo hace poco menos de un año y está a punto de ser campeón de la Liga española.

Las informaciones que sentenciaron desde España advertían que el reclamo de la Pulga había sido acompañado también por el defensor Gerard Piqué.

Seguí leyendo: