Alexis Sánchez no estaría cómodo en el United y podría marcharse a meses de arribar (Reuters)
Alexis Sánchez no estaría cómodo en el United y podría marcharse a meses de arribar (Reuters)

Hace apenas tres meses llegó como una de las máximas figuras al Manchester United y se calzó la mítica número 7 sobre su espalda. El presente es muy diferente para Alexis Sánchez tras poner la vara muy alta: aseguran que se siente "infeliz" y la dirigencia tiene fresco el recuerdo de lo que denominan el "fiasco Di María".

El Daily Mail dio a conocer la noticia que filtraron diversas fuentes del club inglés sobre el mal momento que vive el Niño Maravilla en la institución. "Se ve como alguien que no quiere estar aquí", resumió alguien ligado a la entidad.

Sánchez convive con un combo difícil de contrarrestar entre los malos rendimientos en el campo de juego y el amargo momento fuera del mismo. El medio inglés lo describe como una "figura infeliz y aislada", que "come solo a menudo en el bar".

Sánchez suma 10 partidos y un gol desde su arribo a Manchester (Reuters)
Sánchez suma 10 partidos y un gol desde su arribo a Manchester (Reuters)

El chileno de 29 años fichó por el United en enero a cambio de 48 millones de euros y el pase de Henrikh Mkhitaryan al Arsenal. Al mismo tiempo, se transformó en el futbolista mejor pago de la Premier League al recibir cerca de 800 mil dólares semanales.

En total, acumuló 10 partidos y apenas un gol, estadísticas que para colmo sumaron la temprana eliminación de la Champions League en manos del Sevilla. Números poco acordes al nivel esperado.

Di María debió marcharse del United al año de haber llegado (AFP)
Di María debió marcharse del United al año de haber llegado (AFP)

"Parece un niño perdido. Lo mismo sucedió con Di María", relataron desde el citado medio británico. Y allí parece radicar la clave: Manchester United teme que se repita lo que el Daily Mail clasificó como "el fiasco de Ángel Di María".

El Fideo llegó a mediados del 2014 por una cifra cercana a los 75 millones de euros y también se puso la mítica camiseta número 7. Su nivel no fue el esperado y terminó marchándose un año más tarde al PSG a cambio de 63 millones de euros.

Seguí leyendo: