Duelo cerrado en Mendoza, River consiguió mantener la posesión durante un par de minutos cerca del área de Boca. Ignacio Fernández vio que en la construcción por abajo era el negocio. Y penetró en el área de Rossi, a un toque. Fue la génesis de la apertura del marcador en la Supercopa Argentina entre el Millonario y Boca.

La escena ocurrió a los 15 minutos de la primera etapa: Nacho buscó a Gonzalo Martínez, que esperaba de espaldas, cubriendo la posición con el cuerpo ante el asedio de Pablo Pérez. En consecuencia, Pity recibió y descargó, no dio espacios para la reacción en la marca del Xeneize.

El pase, simple, dejó a Fernández de frente al arco, en posición franca para rematar. Y cuando el ex Gimnasia se dispuso a probar, llegó la ingenuidad de Edwin Cardona.

El colombiano, en su afán de impedir el tiro, se llevó puesto a Fernández. Y Patricio Loustau no dudó: marcó el punto del penal.

Y Gonzalo Martínez se hizo cargo de un remate pesado, cargado de presión. El local (es nacido en Mendoza) sacó un remate seco, abajo, a la derecha de rossi, que fue al otro palo. Y firmó la priemra gran emoción de la noche, el 1-0 de River ante Boca.