El máximo referente mundial del parkour, Dimitris Kyrsanidis, estuvo en Buenos Aires para filmar el cortometraje Running late. En este divertido proyecto, el atleta internacional demostró cómo va desde el Monumental hacia la Bombera, con un recorrido lleno de obstáculos y desafíos que sortea con su increíble habilidad corporal.

El protagonista de 22 años nació en Thessaloniki, Grecia. Cuando tenía 12 empezó a practicar freerunning con sus amigos del barrio. Siempre creyó que el fútbol, el básquet, el voley y todos los deportes en general eran demasiado normales para él, hasta que quedó impresionado por los saltos, rolls y flips involucrados en el parkour. En 2014 y 2015, Kyrsanidis se convirtió en campeón del Red Bull Art of Motion, la competencia que lo catapultó a la elite del freerunning.

El parkour es una disciplina física centrada en el poder motriz natural del ser humano. Quienes practican este deporte son conocidos como traceurs (trazadores), en referencia al camino o viaje que marcan. Su objetivo es pasar de un punto a otro corriendo en estilo libre, de la forma más útil y eficiente posible, adaptándose a lo que demanda el terreno con la ayuda del propio cuerpo. Puede haber saltos, trepadas, estiramientos, equilibrio, flexiones y acciones de fuerza, entre otras.

La Ciudad de Buenos Aires fue elegida como escenario para este proyecto por la diversidad de paisajes, la rica cultura de su gente y la pasión por el fútbol. Running late se rodó durante la primera semana de diciembre de 2017, fue dirigido por Hernán Belón (Sangre en la boca, El campo, Beirut-Buenos Aires-Beirut), fue producido por Cactus Cine y contó con el apoyo de Buenos Aires Turismo.

En la historia, Dimitris decide ir a ver el Superclásico entre River y Boca. Se toma un taxi al Monumental, pero cuando llega se da cuenta de que el partido era en la Bombonera. El partido está por empezar y, para lograr cruzar la Ciudad, empieza a correr y poner en práctica el parkour para superar todo tipo de obstáculos y acortar el camino. Nada lo detiene. Camina por terrazas, salta a vehículos en movimiento, pasa por una pizzería, se mete en lugares imposibles, interactúa con locales. Graba partes de su aventura con su GoPro y cuenta con la ayuda de Santiago Lange y Cecilia Carranza, quienes lograron el oro olímpico en Río y le permiten llegar a destino al griego.

Seguí leyendo