Las imágenes fueron la noticia de la previa del clásico entre San Lorenzo y Boca: los policías que custodiaban el micro que trasladó al plantel del Xeneize al Nuevo Gasómetro rociaron dos veces con gas pimienta a hinchas de San Lorenzo que también eran transportados en un ómnibus hacia el estadio, y luego repitieron el procedimiento ante peatones (entre ellos, mujeres y niños), en la esquina de la cancha.

El hecho sucedió un hora y media antes del comienzo del encuentro. Además, hubo fanáticos del Ciclón que denunciaron que también fueron impactados por balas de goma. En consecuencia, el club tomó una decisión: el miércoles denunciará a los policías ante el Ministerio de Seguridad.

Los heridos por balas de goma fueron atendidos en la enfermería de San Lorenzo. Además de hablar sobre la polémica por el arbitraje de Silvio Trucco y la presencia de Claudio Tapia, titular de la AFA, en el cumpleaños de Carlos Tevez, Matías Lammens, presidente del club, también se refirió al episodio "gas pimienta". "Hubo un muy mal accionar de la Policía. Lo único que generan es que la gente no quiera pisar más un estadio", señaló en una entrevista con TyC Sports. "Vamos a hacer una presentación correspondiente para que se inicie un sumario", agregó.

LEA MÁS: