Una insólita situación se vivió en el partido que Godoy Cruz y Chacarita disputan en el estadio Malvinas Argentina de Mendoza, por la fecha número 13 de la Superliga del fútbol argentino.

A los 29 minutos, el conjunto local contó con un córner a favor desde la izquierda. Guillermo Pol Fernández se acercó para patearlo, pero quiso tomar carrera y se vio interrumpido por una formación policial. El jugador le pidió a los efectivos que se corrieran, pero estos se negaron.

Allí comenzó una discusión entre el futbolista surgido de Boca Juniors y la Policía, por lo que tuvo que intervenir el árbitro Andrés Merlos. Tras un intenso debate, los agentes le dieron el espacio al mediocampista para que pudiera ejecutar el tiro de esquina.

El inusual episodio tuvo un final feliz para Godoy Cruz, ya que la ejecución de Pol Fernández fue desviada de cabeza por Mauro Matos, quien convirtió en contra de su propia valla para marcar el 1-0 en favor del "Tomba". Sería el gol con el que los locales se quedarían con el triunfo definitivo.

LEA MÁS: