Argentina debutará el 16 de junio en el Otkrytie Arena de Moscú ante Islandia. La casa del Spartak fue inaugurada el 5 de septiembre de 2014 y cuenta con una capacidad para 44.000 espectadores, pero sus obras de ampliación generarán que haya un aforo para 60.000 personas.

El aspecto del estadio es un motivo de orgullo para la ciudad. Su fachada está recubierta de una cota de malla compuesta por pequeñas placas en forma de diamante que representan el logotipo del Spartak. Su diseño puede cambiar de colorido, dependiendo del equipo que esté jugando en el estadio. En los partidos del Spartak, el estadio se cubre de rojo y blanco; cuando en él juega la selección nacional, su recubrimiento exterior adopta los colores de la bandera de Rusia.  Cuando termine el Mundial, alrededor se construirá una urbanización residencial.

El segundo compromiso albiceleste tendrá lugar en Nizhny Nóvgorod frente a Croacia. El estadio todavía está en construcción en uno de los parajes más pintorescos de la ciudad, en la confluencia de los ríos Volga y Oka, cerca de la catedral de Alexander Nevsky.

Su diseño está inspirado en dos características naturales de la región del Volga: el agua y el viento. Al mismo tiempo, por encontrarse próximo a los barrios más históricos de la ciudad, el edificio deberá presentar una silueta sobria y austera. Su estructura básica, muy ligera, se compone de livianos soportes triangulares organizados en círculo, que aguantan la fachada ondulante y semitransparente tras la cual se oculta el cuenco del estadio. Una pasarela que rodea el edificio, conectada con escaleras inclinadas en una tangente, realza la fluidez de sus formas. De noche, la iluminación de las diferentes fachadas resaltará la plasticidad y la ligereza del edificio.

El cierre del Grupo D contra Nigeria será en San Petersburgo. El moderno estadio se construyó en la isla de Krestovsky, en el solar del antiguo estadio de Kirov, que fue en sus tiempos uno de los mayores escenarios del país, con capacidad para 110.000 simpatizantes. Este año fue sede de cuatro partidos de la Copa Confederaciones, entre ellos el duelo inaugural y la final.

El proyecto tomó  la forma de una nave espacial que ha aterrizado en las costas del golfo de Finlandia. El edificio de siete pisos tiene 79 metros de altura. Tecnológicamente es uno de los más modernos del mundo. Gracias a su cubierta retráctil y a su campo deslizante, el recinto puede albergar todo tipo de torneos y actos a lo largo del año: incluso en invierno, la temperatura en su interior se mantendrá constante a 15 grados.

LEA MÁS